Cross Country

Polémica playera

Guardaparques de la Reserva Natural Faro Querandí se quejaron por la carrera de Cross Country en Villa Gesell. Aseguran que se produjeron resultados nefastos para el ambiente.

|
Por Darío Coronel

El primer Campeonato Argentino de Rally Cross Country terminó con polémica. Es que en Villa Gesell, escenario de la última fecha del año, los autos y motos de la especialidad atravesaron la Reserva Natural Faro Querandí. Se trata de un lugar de vital importancia en la zona, según expertos ambientalistas. Esto llevó a un grupo de guardaparques de la reserva a protestar por la realización de la competencia.

“La autorización de la carrera violó de manera total la ordenanza de creación de la reserva, su plan de manejo, la zonificación y otras ordenanzas complementarias, sobre el tránsito y la velocidad en playa, aprobadas por el Concejo Deliberante”, indicó Fernanda González Rizzi, integrante de la organización “Guardaparques Municipales Red Ambiental Querandí”.

Fernanda y sus compañeros de tareas estuvieron en la largada simbólica que se realizó frente a la municipalidad de Villa Gesell. Previamente le informaron a Pablo Eli, responsable de organización del evento. Luego se juntaron con Guillermo Eli, hermano de Pablo, para comentarle al respecto.

“Él dijo que comprendía nuestro reclamo, pero que el circuito estaba autorizado por la intendencia de Villa Gesell. Momentos después hablamos cara a cara con la intendenta interina, señora Marta Gaeta. Le informamos que estaba autorizando acciones que violaban las ordenanzas vigentes. Nos contestó que esta carrera se tenía que hacer sí o sí porque había venido gente muy importante de Francia y de Brasil…”

Fernanda González Rizzi siguió manifestando su descontento agregando que “según los afiches de promoción de la carrera, ésta iba a recorrer otros circuitos en playa, dunas y caminos de partidos vecinos al nuestro, como Madariaga, Pinamar y el Partido de la Costa. Finalmente ninguno de estas localidades autorizó la competencia”.

Los guardaparques sostienen que, “debido a que los 400 kilómetros de carrera se diputaron en la reserva natural, se produjeron resultados nefastos para el ambiente en esa zona de cuidado”.

En marzo pasado un grupo de docentes e investigadores de la UBA analizaron la Reserva Natural Faro Querandí. Durante el estudio llamaron a evitar su urbanización. En ese momento la investigadora Silvia Cristina Marcomini, aseguró que “tiene que seguir siendo un área de reserva natural porque es lo que alimenta la dinámica de toda la zona costera, de acá hacia el norte. Si esta zona se urbaniza, se foresta, se pierde el equilibrio natural”.

Sin dudas, las imágenes de los autos sobre la playa son muy pintorescas. Pero si ello es a costa de dañar una zona ambiental protegida, mejor hubiese sido correr en otro lado. Más allá de la responsabilidad de la organización del certamen, el llamado a la reflexión es para la intendenta Marta Gaeta y los ediles locales quienes habilitaron el paso de los autos por la reserva natural.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar