(No definido)

15/03/2010

Pechito: ''No voy a bajar los brazos''

José María López habló de lo ocurrido con su frustrado ingreso a la F.1 con el USF1. Destacó que el error fue tener exceso de confianza. Igual se resiste a dar por terminado su sueño de llegar a la Máxima.

Pechito habla. McGough y Rosso, escuchan.

Después de varios días de silencio, por fin José María López habló públicamente de su frustrado ingreso a la Fórmula 1. Se lo notó entero. Como si el fiasco del USF1 jamás hubiese ocurrido. Tan bien estaba de ánimo que aseguró que ya está trabajando para tomarse revancha. Claro que esta vez lo hará con las precauciones del caso.

“Estoy bien”, respondió tajante el cordobés cuando se lo consultó sobre su estado anímico. “No es la primera vez que recibo este tipo de golpes”, agregó.

Su voz se hizo oír en el noveno piso del Automóvil Club Argentino, donde se convocó a una conferencia de prensa para explicaron lo sucedido con el USF1. Lo acompañaron su padre, Felipe McGough y Víctor Rosso, quienes participaron de las gestiones para llevarlo a la Máxima. Extrañamente, no hubo ningún representante del ACA…

“No voy a bajar los brazos. Vamos a tomar envión de nuevo. Vamos a trabajar para tratar de llegar a la Fórmula 1. Aunque esta vez vamos no queremos cometer los mismos errores. Ya aprendí: tiene que ser un proyecto concreto. Algo firme. La idea sería ser tester este año para tratar de mostrarme”, aseguró el cordobés.

Después de lo ocurrido ese objetivo parece algo lejano. Sin embargo, McGough acotó que ya están trabajando en eso. “Reorganizamos la mesa de trabajo y estamos analizando las alternativas”, dijo el empresario que afirmó que para esta nueva intentona cuentan con el apoyo de varias empresas que estuvieron con López al momento de firmar con el USF1.

La posibilidad de sumarse al Hispania sigue firme, aunque no están convencidos después de la paupérrima imagen que dio en Bahrein. Virgin y Lotus, parecen las opciones más acordes al presupuesto que se puede llegar a juntar. Aunque, se apuntaría más lejos y se podría llegar a negociar con algún histórico (¿tal vez Williams?).

En cuanto a lo ocurrido con el team yankee, López les restó responsabilidad a las personas de su entorno. “Me resulta difícil decir qué se hizo mal. Creo que confiamos demasiado en lo que se nos decía. Recién cuando llegué a Charlotte (en febrero) me di cuenta de que todo lo que nos decían no era verdad”.

McGough también tuvo una apreciación similar. “Nosotros no fuimos los únicos ingenuos. La FIA también lo fue… Pero algún error habremos cometido porque se corrió Bahrein y nosotros no estuvimos”. No obstante, aclaró que “durante las negociaciones tomamos los recaudos necesarios”.

Rosso fue más preciso: “confiamos de más. A nadie le cabe en la cabeza que en la Fórmula 1 pueda pasar algo así. No lo hicieron apropósito. A ellos el proyecto se les fue de las manos, mientras que nosotros fallamos en confiar demasiado”.

López afirmó que se tomará unos días para definir en qué categorías competirá ya que de esa decisión depende buena parte de este nuevo proyecto. Confirmó la existencia de un ofrecimiento para competir en el Mundial de Turismo, pero sólo es por algunas carreras (sería con el equipo oficial Chevrolet).

Eso sí, dijo que por el momento sólo hará TC2000 con el Equipo Petrobrás, aunque no descarta volver al TC y al Top Race. “Si sigo acá quiero correr en todas las tres categorías. En ese caso lo tengo que definir lo antes posible porque quiero pelear los campeonatos”, afirmó.

En conclusión, parece que el sueño de López de correr en la Fórmula 1 no se terminó. Pero ¿tendrá un final feliz?

PorDiego Durruty