Fórmula 1

03/04/2019

“Me sentí como en casa”

Mick Schumacher se mostró más que satisfecho tras su primer contacto con un F.1 actual. “Aprendí mucho”, reconoció quien hoy continúa con su adaptación a la Máxima.

En la jornada de ayer, el hijo de Michael Schumacher, Mick, giró por primera vez en un monoplaza de Fórmula 1 actual. En el circuito de Sakhir, el joven de 20 años completó 56 giros, tras los cuales logró ubicarse en la segunda ubicación del ensayo, gracias a que calzó el compuesto de neumáticos más blando. Así, dejó atrás lo hecho hace menos de dos años, cuando en 2007 tuvo su bautismo en un coche de la Máxima

Volviendo a lo acontecido ayer, el actual piloto de la Fórmula 2 se mostró sumamente satisfecho: “Fue una experiencia asombrosa, indescriptible”, comentó a Autosport tras girar con la Ferrari SF90. Justamente, sobre su contacto con la máquina que actualmente compite en el Mundial, destacó que vivió algo “sorprendente”, teniendo en cuenta la potencia entregada por el monoplaza.

“Al pisar el acelerador y el freno por primera vez pensé: ‘esto tiene una potencia seria’. Tiene tanto potencial en términos de velocidad de curva y tracción, por ejemplo, que es difícil describir lo que viví”, agregó el actual campeón de la Fórmula 3 Europea.

Con respecto al trabajo en equipo reconoció: “Fue muy lindo dar las primeras vueltas y después ver a toda la escudería trabajando en el coche y conmigo. Me sentí muy cómodo, como en casa”.

“Cada vez que salía a la pista aprendía algo nuevo, ya sea sobre cómo manejar el auto, sobre las sensaciones que tenía o el ‘feeling’ que estaba buscando. Y creo que salió todo muy bien”, concluyó quien hoy también se encuentra girando en el trazado de Bahrein, pero con Alfa Romeo.