WRC

24/05/2018

Citroën despidió a Meeke

A causa de la gran cantidad de accidentes que tuvieron como protagonista al británico en los últimos años, el equipo francés decidió interrumpir el vínculo de cara al resto de la temporada.

Tras el aparatoso accidente sufrido en Portugal el pasado fin de semana, Kris Meeke ha sido desafectado de Citroën. Así lo informó el propio equipo francés, tras tomar en cuenta los diversos (y serios) fuera de pista del británico en los últimos años, que terminaron con varias unidades de la marca destruidos.

“Debido a un número excesivamente alto de accidentes, algunos de los cuales fueron particularmente serios y que podrían haber tenido graves consecuencias para la tripulación, y dado que los riesgos involucrados no estaban justificados por lo puesto en juego, Citroën Racing WRT decidió terminar con la participación de Kris Meeke y Paul Nagle en la temporada 2018 del WRC”. Así comenzó el escueto comunicado divulgado por la casa parisina.

La ruptura del vínculo se hará efectiva desde el próximo rally, a disputarse en Cerdeña, del 7 al 10 de junio. Allí, Citroën alistará dos C3, para los binomios de Craig Breen-Scott Martin y Mads Ostberg-Torstein Eriksen.

“No fue una decisión fácil de tomar, porque afecta a un piloto y a un navegante, pero se basa principalmente en cuestiones de seguridad”, señaló Pierre Budar,  jefe de equipo de la estructura. De esta manera, Citroën dejará de contar con el británico de 37 años tras poco más de cinco temporadas, en las que logró 5 victorias y otros 8 podios en 53 participaciones. Además, abandonó en 14 ocasiones, nada menos que ¡9! por accidentes.

Lo llamativo del anuncio fue que minutos antes de darse a conocer, Meeke brindó un comunicado desde su “fan page” de Facebook, en el que analizó lo sucedido en Portugal y no mencionó en ningún momento su desvinculación del equipo. Es más: reconoció a Budar, quién “ha respaldado a Paul (su navegante) y a mí en todo este recorrido”.  

El accidente de Portugal, la gota que rebalsó el vaso.

El accidente de Portugal, la gota que rebalsó el vaso.