MotoGP

01/06/2014

El nuevo motor de TC

Oreste Berta (h) habló en Largaron y se refirió a los trabajos que están realizando en Alta Gracia con los impulsores que debutarán en 2015.

Mientras la actividad sabatina iba llegando a su fin y con el ruido de los autos del TC Pista que disputaban sus series de fondo, Oreste Berta (h) se acercó a la cabina de transmisión de Largaron y mantuvo una extensa charla. A continuación, los principales testimonios que dejó sobre el nuevo motor multiválvulas que utilizará el Turismo Carretera.
“Estamos trabajando, dándole duro para llegar al año que viene con todos los elementos y poder incorporar este nuevo motor o modificaciones en función de mejorar un poquito la potencia y, sobre todo, la durabilidad. En principio, desde el primer día hemos hablado de no abrir los motores por tres carreras, pero después se verá qué decide la ACTC de acuerdo a la experiencia que se vaya haciendo, se pueda hacer algún cambio sobre la marcha”, afirmó Orestito.
“Todos los objetivos que nos planteó la ACTC para este trabajo, los hemos cumplido. Estamos tranquilos que se ha hecho un gran trabajo y que funciona muy bien, con los últimos retoques de los ensayos que se van haciendo en la pista, tanto para la durabilidad como para la performance. Había que probar eso, y sobre todo la durabilidad. Se dieron 600 vueltas en un circuito con un mismo motor, tanto con el Ford como ahora con el Chevrolet, sin mirar una bujía. Es algo inédito a lo que es hoy, pero porque lo hemos planteado en función de eso. Se hizo un filtro de aire homologado, un filtro de aceite homologado, es decir, tiene distintos elementos que hacen a la vida del motor, y en materiales también, para que duren”, agregó quien junto a su padre Oreste está al frente del proyecto.
“Estuvimos hablando con Hugo Mazzacane y el auto para probar el motor Cherokee, un Torino, estaría disponible dentro de unos 15 días para empezar a hacer la adaptación. El motor ya va a estar colocado pero hay unos diez o quince días más en los que se trabaja en banco y dinamómetro en función de la carburación, presión de aceite, digamos, cada marca tiene después sus detalles que hay que resolver, principalmente la puesta a punto de esas piezas, para andar en la pista”, explicó Berta.
“En principio, lo que hemos hecho es, lo que nos pidió la ACTC, mantener la característica de cada motor y que los elementos no sean intercambiables. Por eso ha llevado su tiempo trabajar para cada marca, mantener el régimen de vueltas que tienen hoy, y posiblemente un poquito más arriba, pero estamos hablando de mantener las mismas diferencias que tienen las marcas hoy”, contó el hijo menor del Mago.
“Yo creo que es importante saber cuánto tendrá que hacer cada preparador. Pero más allá de lo que pueda yo comentar y de las piezas que sean responsabilidad del motorista, creo que el conjunto completo del motor en su más mínimo detalle, tiene siempre importancia. Puede haber un motor que tenga más o menos potencia, por una pequeña diferencia que tenga en el interior del cárter, en la terminación de los cilindros, en la forma del pistón, en la puesta a punto de las levas o de los carburadores. Es decir, en rendimiento, va a existir lo mismo que hay hoy e inclusive va a haber un poquito más de posibilidad de trabajar. Eso es imposible que lo explique hasta que en la práctica no se vea. Poder explicarlo antes es difícil”, aseguró uno de los responsables de Berta SA, entidad que se está encargando de los nuevos motores.
Por último, Berta se refirió a la potencia que se alcanzó, hasta el momento, en los nuevos impulsores. “Este es un arranque. La potencia final desconozco a dónde llegará. A nosotros cuando se nos encargó el proyecto, se nos habló de incrementar la potencia entre un 15 y un 20% de lo que los motores tienen actualmente, y que es a la potencia que se llegó. Cómo van a arrancar no lo sé, no lo determinamos nosotros, y el régimen de vueltas está hecho de acuerdo a cada marca como está hoy: 9400 RPM el Chevrolet, 8800 RPM el Ford y el Cherokee unas 8500 RPM”, concluyó.