MotoGP

28/02/2017

“No tenemos una moto para luchar por el mundial”

Jorge Lorenzo se sinceró ante el rendimiento de la Desmosedici GP17, la cual podrá ser candidata a la victoria “dependiendo del circuito”.

La llegada de Jorge Lorenzo a Ducati sin dudas es una de las principales novedades de la temporada 2017 del MotoGP. Tras nueve campeonatos en Yamaha, el español aprovechó más que nunca los test de pretemporada para conocer la Desmosedici GP17.

“Cuenta con un motor increíble. Tenía miedo que fuera bastante más agresivo, pero no, es dócil”, destacó el bicampeón de la categoría al programa radial español El Larguero, para luego asegurar que la moto italiana “tiene bastantes puntos fuertes y también alguno débil, como por ejemplo la respuesta al girar”. Sobre este último punto, agregó que “es el principal problema. Le cuesta doblar con respecto a las japonesas. Hay que usar más el freno trasero para que doble mientras la acelerás”.

De cara a lo que será su décimo año en el MotoGP, Lorenzo comentó que “todavía no tenemos una moto para luchar por el Mundial. Es complicado imaginármelo, tenemos que tener mucha suerte o que cambien las cosas”.

“Dependiendo del circuito, podremos aspirar a la victoria, pero para luchar por el campeonato la moto debe ser completa en todos ellos”, explicó, antes de aseverar que “el favorito es Márquez, porque es el actual campeón, anduvo bien en las tres tandas de test y además tiene una consistencia en el vuelta a vuelta que no tenía otros años”.

Más allá de destacar al piloto de Honda, el mallorquín no quiso descartar a otros rivales. “Maverick (Viñales) tiene mucha hambre de gloria. Luego hay otros pilotos jóvenes, y bueno, siempre en la discusión está Rossi”.

“Será campeón tarde o temprano. Puede estar al nivel de Márquez en muchos sentidos, es como él”, señaló Lorenzo sobre Viñales, que afrontará su primera temporada en la categoría como piloto oficial, y fue el dominador de las tres tandas de test que la categoría disputó en el invierno europeo.

El inicio del certamen será el próximo 26 de marzo, en el circuito de Losail, en Qatar. “Es un circuito favorable para Ducati. No es imposible ganar, pero será muy difícil. Soy el que más tiempo necesita para adaptarse a una moto distinta”, aseveró. “Quiero seguir evolucionando mi pilotaje y la Ducati”, concluyó, pensando en la última sesión de test de pretemporada, que será en el mismo circuito qatarí, el próximo 10 de marzo.