MotoGP

01/03/2018

Buenas conclusiones

Gabriel Rodrigo fue parte de la doble jornada de pruebas privadas que llevó a cabo su equipo, el RBA BOE Racing Team, con resultados positivos.

La pretemporada marcha viento en popa para Gabriel Rodrigo. El hispano-argentino (que corre con licencia argentina) se encuentra en Europa preparándose para ser parte por quinto año consecutivo del certamen de Moto3.

Tras las dos series de pruebas oficiales, desarrolladas en Valencia y Jerez durante la primera quincena de febrero (donde centró la atención en el ritmo de la KTM), el joven de 21 años participó de las dos jornadas de ensayos realizadas por su equipo, el RBA BOE Racing Team, también en el Ricardo Tormo valenciano.

El objetivo de la prueba fue “seguir buscando algún plus que me permitiese rodar más rápido y con mayor constancia con neumáticos muy desgastados”, tal como aseguró el propio piloto en su sitio web oficial.

La primera jornada fue ideal para realizar los trabajos programados, que incluyeron el desarrollo de elementos provistos por KTM. Sin embargo, 24 horas más tarde la lluvia complicó la labor a realizar por la escuadra, algo que igualmente no impidió que Rodrigo saliera a la pista. Es más, para él la situación fue más que útil, ya que volvió a girar con piso mojado tras la caída sufrida en Le Mans, en mayo pasado, donde se fracturó una de sus clavículas.

Así, volvió a sentirse cómodo bajo la lluvia: “Gracias a este día de ‘test’ he vuelto a disfrutar en estas condiciones y junto a mi equipo hemos podido encontrar una buena base de puesta a punto con la KTM de 2018 para condiciones de mojado”, aseguró tras la prueba.

De cara al inicio del campeonato, pactado para el 18 de marzo en Qatar, Rodrigo participará de la última triple jornada de ensayos oficiales, a celebrarse del 6 al 8 del mismo mes en Jerez.