Dakar

03/01/2018

Tierra querida

La Argentina fue gran protagonista en todos los Dakar que se realizaron en Sudamérica. La carrera, además, pasó por gran parte del territorio.

Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool

Desde que el Dakar llegó a Sudamérica en 2009, la Argentina jamás faltó a un recorrido. Es más, de las 23 provincias que integran nuestro territorio, 19 recibieron alguna vez a la caravana dakariana. La selecta lista la integran Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán.

Uno de los grandes desafíos que plantea la creación de la ruta del Dakar es que tenga ese espíritu de descubrimiento que los organizadores quieren transmitir. Por eso desde que la carrera arribó a esta parte del mundo siempre se diagramaron itinerarios diferentes.

Aquella primera edición tras la cancelación de 2008 se largó y terminó en la ciudad de Buenos Aires con un día de descanso en Valparaíso (Chile). Con rumbo sur tras la partida, los competidores pasaron por La Pampa, Río Negro, Chubut, Neuquén y Mendoza para luego cruzar Los Andes. El árido desierto chileno en Atacama fue todo un desafío, aunque los mayores escollos estuvieron del lado argentino. Antes de cruzar la cordillera con las dunas mendocinas del Nihuil y ya en el regreso, con las catamarqueñas de Fiambalá. En la segunda semana la caravana también pasó por La Rioja y Córdoba.

En 2010 el periplo rumbeó hacia el norte, también con la ciudad Buenos Aires como punto de largada y llegada. Mientras que la jornada de descanso fue en Antofagasta, del lado chileno. La primera parte en nuestro territorio atravesó Santa Fe, Córdoba, La Rioja y Catamarca; mientra que ya en el retorno la troupe pasó por Mendoza, San Juan y La Pampa. Fiambalá, Nihuil y Atacama estuvieron nuevamente en el itinerario, que agregó la espectacular bajada de Iquique (Chile): una pendiente de 2,3 kilómetros con un promedio de desnivel del 32 % que terminaba a unos pocos metros del océano Pacífico.

En 2011 hubo nuevamente cambios: Ida y vuelta a la ciudad de Buenos Aires, pero emprendiendo el retorno desde Arica, en el extremo norte de Chile. Esta edición atravesó más provincias argentinas ya que pasó por Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy, en la primera semana. Mientras que en el regreso se sumaron Catamarca, La Rioja y San Juan. Atacama, Iquique y Fiambalá fueron los principales atractivos de un recorrido que tuvo muchos sectores del tipo rally, es decir senderos demarcados bien veloces.

En 2012 hubo profundadas novedades con la llegada de Perú y un recorrido lineal. La largada, en Mar del Plata; el día de descanso en Copiapó (Chile) y la llegada en la capital peruana de Lima. Tras la partida en La Perla del Atlántico los participantes fueron hacia el norte a través de La Pampa, Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca. Los lugares más complicados fueron Fiambalá y el desierto peruano, repleto de dunas y lugares de mucho “fesh fesh” o polvo en suspenso.

En 2013 también llegó con más modificaciones. La largada en Lima, el descanso en Tucumán, previo paso por Jujuy y Salta; y el final en Santiago de Chile tras pasar por Santiago del Estero, Córdoba, La Rioja y Catamarca. Las primeras etapas, en pleno desierto peruano, fueron muy complejas; mientras que del lado argentino hubo jornadas de muchos kilómetros, como la etapa Tucumán-Córdoba (la más extensa de la carrera con más de 850 km). Ya sobre el final, Atacama y Fiambalá le dieron otra dosis de arena a la competencia.

El Dakar 2014 no estuvo exento de novedades. Rosario se anotó como el punto de partida, Salta como el día de descanso y Valparaíso, cruzando Los Andes, como la llegada. A eso se sumó una etapa solo para las motos en Bolivia. Del lado argentino la carrera pasó, además de Santa Fe, por Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy. Algunas de las etapas del norte argentino se realizaron a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar y hubo pruebas especiales de más de 600 kilómetros, una característica heredada de aquellos años en África.

En 2015 el Dakar tuvo nuevamente a la Argentina, Chile y Bolivia como países anfitriones. Buenos Aires volvió a tener el inicio, que fue en la Plaza de Mayo; y la llegada, en Tecnópolis. Mientras que la jornada de descanso se efectuó en Iquique. Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja y San Juan completaron el recorrido del lado argentino. La particularidad fue que hubo varias etapas maratón en la que los participantes no pudieron recibir asistencia técnica y mecánica externa.

En 2016 hubo un cambio de último momento en el recorrido ante la baja de Perú por lo que la carrera se realizó solo en la Argentina y Bolivia. La competencia comenzó en Buenos Aires, descansó en Salta y terminó en Rosario. También pasó por Córdoba, Santiago del Estero, Jujuy, Tucumán, Catamarca, La Rioja y San Juan. La gran novedad fue el “superespecial” de Fiambalá (Belén-La Rioja) en el que diez motos, diez autos y cinco camiones, seleccionados en función de los resultados de la etapa anterior, partieron mezclados y abriendo camino.

La versión de 2017 volvió a contar con poca arena y un nuevo país: Paraguay. La largada se realizó en Asunción, el día de descanso en La Paz (Bolivia) y la llegada en la ciudad de Buenos Aires, frente a la sede central del Automóvil Club Argentino. Tras dejar territorio guaraní la prueba pasó por Formosa, llegó a Chaco y desde allí atravesó Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy. Ya en el regreso y tras pisar nuevamente suelo jujeño y salteño, los participantes atravesaron Catamarca, La Rioja, San Juan y Córdoba. No fue una edición sencilla. Hubo poca arena y muchas etapas interrumpidas o canceladas por cuestionas climatológicas.

Y así llegamos al Dakar 2018 con Perú, Bolivia y nuestro país como protagonistas. La aventura comenzará el 6 de enero en Lima, tendrá su descanso el 12 en La Paz y culminará el 20 en Córdoba. Antes de llegar a la provincia mediterránea la carrera pasará por Salta, Catamarca, La Rioja y San Juan. La principal característica de esta versión es la arena ya que con el regreso de Perú la mitad del recorrido será sobre esta superficie.

Con 40 años de historia el Dakar es una carrera en forma de aventura que desde que llegó a Sudamérica tuvo un gran aliado: la Argentina, tierra querida.

PorDiego Durruty