Actualidad

03/05/2011

Mendoza paga el precio al olvido

La provincia perdió hace tiempo a uno de los mejores autódromos del país: el ex General San Martín. Sus dos alternativas, el Jorge Ángel Pena y Las Paredes, nunca estuvieron a su altura.

Así está el autódromo General San Martín de Mendoza.


Los mendocinos están deseosos por volver a ver al Turismo Carretera, que volvería a esta provincia el 30 de octubre. La sede será el autódromo Jorge Ángel Pena de San Martín, pero lo ocurrido el fin de semana con el TC2000 pone en duda el retorno de la popular categoría a esta tierra.

Por estos días el tema de los autódromos está en el tapete. Las condiciones de la mayoría de los escenarios no es la mejor para albergar las categorías nacionales. En la Argentina hay 38 autódromos que en algún momento tuvieron los estándares para fechas nacionales. Muchos de ellos hoy están en desuso y abandonados.

De otros sólo quedan sus ruinas, como el General San Martín en Mendoza Capital. Justamente, este representa un caso paradigmático que ilustra por qué su provincia no tiene un circuito esté a la altura de poder recibir al TC.

El trazado, encalvado en el Parque General San Martín, fue un autódromo espectacular que supo recibir a la Fórmula 2 Internacional a finales de los años setenta. Era uno de los mejores circuitos del país. Su dibujo más largo contaba con 5.025 metros, rectas largas, curvas rápidas, un túnel y hasta tribunas naturales.


En lugar de seguir invirtiendo en su mantenimiento, el gobierno mendocino apostó a las otras dos sedes: Las Paredes, en San Rafael; y el Jorge Ángel Pena, en San Martín, inaugurado en 1994 y ubicado a 43 kilómetros de Mendoza Capital. Hoy el General San Martín ya perdió el asfalto y en su predio se ubicaron familias con viviendas precarias.

El análisis no apunta al detrimento de estos escenarios. Está perfecto que sus municipios quieran desarrollar su actividad local. Pero si sus trazados nunca estuvieron a la altura de las circunstancias ¿Por qué se dejó morir al ex General San Martín?

Si el estado mendocino hubiese mantenido a este gigante quizás hoy no viviría la incertidumbre sobre la vuelta del Turismo Carretera. Mientras tanto los fanáticos mendocinos depositan sus esperanzas en Jorge Ángel Pena, que no estuvo en condiciones para recibir al TC2000. Después de la triste experiencia del último fin de semana, sus responsables pusieron en duda la presentación del TN el 19 de junio para que no haya otro fiasco y prefieren apuntar los cañones al TC el 30 de octubre ¿Pero estarán a la altura de las circunstancias?

PorDarío Coronel