Mundo CORSA

15/06/2018

Pepe y el día D para Ferrari

Froilán logró la primera victoria para la Scuderia en la Fórmula 1. Algunos recuerdos de ese día épico.

No fue uno más en la lista de pilotos de Ferrari, el equipo más famoso en la historia de la Fórmula 1. José Froilán González quedó marcado en la historia por ser el primer ganador con la Scuderia en la Máxima. Fue en Silverstone, Inglaterra, el 14 de julio de 1951.

“Debo decir que por esa carrera me conocen en todo el mundo. Hoy, a la distancia, el triunfo cobra otra dimensión porque Ferrari es la única escudería que sigue desde que se inició con la Fórmula 1”, afirmó hace unos años Pepe. 

El recuerdo y reconocimiento de la casa de Maranello es constante hacia Froilán. Incluso, él solía llamar a la sede de Maranello y hasta en su momento el mismo Luca Di Montezemolo, ex presidente de la Rossa, le atendía el teléfono.

La recordada carrera fue un sábado y Pepe partió desde la primera posición. Perdió la punta con el italiano Felice Bonetto (Alfa Romeo), pero un giro más tarde volvió a tomar el liderazgo. Después tuvo una dura pelea con Juan Manuel Fangio, quien corría para Alfa Romeo. La disputa terminó en la vuelta 49, cuando González tomó definitivamente la vanguardia después de entrar a boxes para recargar combustible.

“Antes de la carrera recorrimos el circuito con Juan… Después de eso me cantó la justa: ‘Froilán, este circuito es para las Ferrari, nos van a ganar…’ De las 90 vueltas que tenía la carrera, anduvimos rueda a rueda de la 25 a la 75… ¡y tuvo razón!”, solía recordar.

“Era una época muy amateur, de hecho los ingleses armaron un podio de madera para la ocasión y donde se subió la Reina a entregarme el trofeo”, concluía con su relato Pepe.

Tres años más tarde, el 17 de julio de 1954, José Froilán González repitió la victoria en Silverstone, también con Ferrari. Aquella temporada fue subcampeón del mundo detrás de Juan Manuel Fangio y las indomables Flechas de Plata de Mercedes Benz. Pero aquél triunfo inicial de Pepe en 1951 fue el más importante ya que marcó a fuego la historia de Ferrari. “Te podés imaginar”, repetía en cada entrevista cuando rememoraba alguna de sus proezas. Sí, Pepe, aquello debe haber sido algo épico y por eso usted sigue trascendiendo.

PorDarío Coronel