Súper TC2000

25/06/2014

A la altura de su historia (I)

La nueva versión del Pro Racing se ajusta a la tradición del equipo de Villa Carlos Paz. A través de su gestión, Chevrolet es protagonista en el STC 2000.

El equipo Chevrolet es el más ganador en el presente año.

Como hace diez años Chevrolet vuelve a ser la referencia en el Turismo Competición. Ahora, en el Súper TC 2000, donde este año ganó tres carreras sobre cinco disputadas y lidera el campeonato con Norberto Fontana. Viene de imponerse con Franco Vivian. Otra vez de la mano del Pro Racing, que luce una versión renovada.

La estructura de Villa Carlos Paz fue protagonista desde su llegada a la especialidad. Lo hizo de la mano de Víctor Rosso y su “compadre” técnico de siempre, Leo Monti. Rosso trajo toda su experiencia internacional, que volcó en la gestación del equipo tras su último paso como piloto en el TC 2000, en 1994.

Ese año Vichín tuvo una ardua labor abajo del auto para reunir la inversión necesaria y gestar el Pro Racing. Tras sus exitosas experiencias en monopostos incursionó de lleno en el Turismo Competición. La base fueron los subcampeonatos de Omar Martínez en la F-3 Sudamericana en 1994 y en 1996, el conseguido a nivel internacional por Sebastián Martino en Japón, en la Fórmula Toyota.

En 1997 con el cambio de reglamento y la llegada de nuevos modelos, ya como team-manager, Rosso condujo el ingreso de Honda al TC 2000, marca con la que hilvanó su vínculo en su paso por Japón. Tras una temporada donde Ford y Volkswagen dominaron, con título para el óvalo con Henry Martin, en 1998 y 1999 la casa nipona se impuso con el Gurí Martínez y Juan Manuel Silva, a bordo de sendos Civic.

Luego se sumó como piloto Marcelo Bugliotti, quien aportó fuertes capitales económicos para la construcción del imponente complejo de 400 hectáreas en el ingreso a la “Villa”. Hasta fines de 2002 Rosso y Monti siguieron a cargo en la parte operativa, hasta que se abrieron para seguir supervisando a Honda. Mientras que Papel y su gente asumieron el enorme desafío de conducir el ingreso oficial de General Motors (GM) a la categoría.

Eso fue en 2003, con Christian Ledesma y el propio cordobés como sus corredores. El marplatense logró la corona en la temporada siguiente. Todo bajo la supervisión de Darío Ramonda, que siguió hasta mayo de 2005 cuando emigró a Toyota para suplantar a su hermano, Gustavo Ramonda, fallecido en un accidente aéreo junto con Nicolás Vuyovich. Poco después se sumó como tercer piloto a un joven de 21 años llamado Matías Rossi, quien respondió con creces siendo bicampeón en 2006/07. El triplete glorioso de la marca fue con el Astra.

Tras un magro 2008, Chevrolet decidió reemplazar las tareas del Pro Racing por el poderoso JP Racing. El equipo de Gustavo Lema se incorporó con un pergamino de tres coronas en el Turismo Carretera con tres marcas diferentes: Ford en 2005 con el Pato Silva; Dodge al año siguiente con Norberto Fontana y Chevrolet con Guillermo Ortelli en 2008.

Sin embargo, todos esos honores, ni la faraónica base de 4.500 metros cuadrados en Banfield, que fue inaugurada por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pudieron encaminar una cuarta corona para la marca del Moño Dorado que obtuvo tres victorias en cuatro temporadas: una con el Vectra y dos con el Cruze, modelo que sigue hasta el presente…

PorDarío Coronel