Súper TC2000

12/06/2017

Espectáculo descompuesto

Esteban Guerrieri (Citroën) ganó en Termas de Río Hondo una carrera aburrida, con cambio de gomas y dos compuestos de caucho. Agustín Canapino (Chevrolet) fue excluido, pero sigue arriba en el torneo.

La búsqueda por generar buenos espectáculos llevó al Súper TC 2000 a implementar hace un tiempo competencias con cambios obligatorios de neumáticos en Termas de Río Hondo. Pero la carrera que se disputó ayer en el circuito santiagueño fue aburrida, aunque eso no le quita méritos a Esteban Guerrieri, quien le dio al equipo oficial Citroën su segundo triunfo en la especialidad. 

Para esta ocasión el Reglamento Particular de la Prueba estableció que cada auto podía utilizar hasta siete gomas nuevas provistas por la categoría, cinco del compuesto blando -el favorito para los pilotos por ser más veloz- y dos del duro. Para Mariano Werner (Peugeot), por ejemplo, “la cantidad debería ampliarse”. Otra cosa que habría que replantear es por qué hacer un cambio obligatorio de gomas sin que la misma se desgaste en la pista. En esta oportunidad, los boxes se abrieron en la quinta vuelta y también se pudo hacer el recambio con el auto de seguridad en pista, variante que no se dio.

Las estrategias aplicadas por los equipos, finalmente, convirtieron al espectáculo en algo muy pobre. Fue común ver a los autos circulando casi en soledad a la espera de entrar a los boxes para cumplir con el trámite. Poco disfrutó el público en el autódromo. Y tampoco se generó expectativa en los telespectadores en tiempos donde tanto se habla del rating ante la superposición del fútbol desde agosto…

Lo positivo fue el rendimiento y la administración de Guerrieri con la goma blanda, compuesto que usó en 27 de las 28 vueltas. El porteño supo llevar su Citroën C4 Lounge y la rápida reposición de su escuadra le permitió mantener la punta en el último giro. Un auténtico trabajo de equipo en una carrera donde el conjunto se suele lucir.

“Lamentablemente para los espectadores no fue una carrera divertida. Yo sí la disfruté mucho. Fue de esas pruebas ideales para ganar. El compuesto blando anduvo muy bien y aguantó toda la carrera. Antes de esta fecha se evolucionó mucho y se vieron cambios positivos en el auto”, contó el triunfador Guerrieri. “Arriesgué al largar con gomas blandas, pero se fueron consumiendo”, dijo Bernardo Llaver (Chevrolet), segundo. “Tras el triunfo en Buenos Aires tuve fallas en el motor. Pero luego se corrigió y ahora el auto dio un salto de calidad”, sostuvo José Manuel Urcera, que completó el 1-3 para Citroën por la exclusión por técnica de Agustín Canapino por problemas en el piso de su Chevrolet Cruze oficial. Pese al contratiempo, Canapino se mantiene al frente del torneo, aunque por dos puntos y medio de ventaja sobre Werner, que llegó quinto detrás de un gran Emiliano Spataro (Renault), cuarto tras largar 28º.

En el mejor autódromo argentino se vio la peor carrera del año del STC 2000. De seguir con el formato con cambios de gomas, la categoría debería mejorarlo mucho para lograr su objetivo.

 

AFUERA EL CAMPEÓN

Agustín Canapino fue excluido de la final de ayer porque su Chevrolet Cruze no pasó la revisión técnica. El auto presentó una inclinación en el piso fuera de reglamento y el campeón de la categoría perdió todos los puntos sumados el domingo. “Está pasado el lado izquierdo. Estamos afuera”, afirmó Luciano Monti, responsable del equipo. Una lástima ya que el Titán hizo una buena carrera dominical. “Como piloto no tengo nada que ver y es una responsabilidad del equipo”, expresó Canapino, que terminó tercero en pista. El arrecifeño también había sido el poleman, ganó la competencia del sábado y a pesar del percance que tuvo, mantiene la punta en el campeonato, pero supera por solo 1,5 puntos a Mariano Werner (Peugeot), quinto ayer.

 

BUENAS Y MALA

Gran faena de Emiliano Spataro en la final del domingo. El piloto de Renault largó 28º y terminó quinto en la pista. “Me dediqué a cuidar la goma y acelerar a pleno cuando debía”, dijo el de Monte Grande. Mientras que Matías Rossi ayer arrancó 26º y cruzó la meta octavo. “Me quedó la duda de cuánto podría haber aguantado la goma blanda que ya era usada”, dijo el corredor de Toyota. Caso contrario el de Josito Di Palma (Renault), quien desertó por fallas mecánicas y disparó “el auto vibró mucho. No sé qué le pasó. Hay que preguntarle al equipo…”    

PorDarío Coronel