Súper TC2000

19/03/2018

Pura adrenalina

La largada con partida detenida le dio un condimento extra a la apertura del torneo de la categoría de los motores V8.

En el inicio de la séptima temporada bajo la denominación del Súper TC 2000 se utilizó por primera vez la largada con partida detenida. Sobre su dilatada utilización, desde la categoría explicaron que al tener estos autos una primera marcha muy larga podía afectar el embrague. Por eso el reglamento deportivo de este año dispone que solo se repita en la séptima fecha en el circuito misionero de Oberá (12/08).

Eso sí, esta metodología de largada también genera un costo extra. “Para esta ocasión tuvimos un gasto cuatro veces superior en palieres y doble en embragues”, confesó Ulises Armellini, responsable del DTA, equipo que atiende a Peugeot de forma oficial. “Para agregar carreras con partidas detenida se tendrá que cambiar el reglamento deportivo y eso se logra con la unanimidad de la categoría, los dueños de equipos y el Automóvil Club Argentino”, agregó el team manager.        

 

 

Lo cierto es que la experiencia en el Oscar y Juan Gálvez fue positiva y así lo reflejó el testimonio de los pilotos. “Te permite ganar un lugar y hace que el piloto se luzca más. Quedó demostrado en el Top Race. Se debió haber usado desde hace tiempo”, dijo Matías Rossi (Toyota). “Crea un gran desafío para todos los pilotos y que uno se distinga más”, contó el campeón Facundo Ardusso (Renault).

“Está buenísima, pero no sé si un buen largador es el mejor piloto; Ayrton Senna no largaba bien, pero demostró lo que era en carrera”, afirmó Agustín Canapino (Chevrolet). “Es la esencia de esto. Le agrega un condimento único. Toda la gente espera el momento de la partida detenida y también atrae al público que no le gusta el automovilismo”, opinó Néstor Girolami (Peugeot), que regresó a la categoría luego de su experiencia internacional.  “Me encanta. No sé si va a captar más público, pero la idea es tener un automovilismo cada vez mejor”, Facundo Chapur (Citroën).  

PorDarío Coronel