Súper TC2000

23/05/2018

A cuidar el bolsillo

La dirigencia del Súper TC 2000 se comprometió con los equipos a mantener una inflación del 17 por ciento para este año. ¿Podrá lograrlo?

La reducción del parque del Súper TC 2000 es un tema que preocupa a su presidente, Antonio Abrazian. El máximo referente de la categoría tiene como desafío revertir la situación para tener una grilla acorde a la historia de la especialidad.

Esta temporada se arrancó con 22 autos, seis menos que en el cierre del torneo 2017. Se lograron sumar dos máquinas con la reincorporación -sobre la hora- del Sportteam con un Renault Fluence para Matías Milla. Luego, en Rosario, se agregó el otro para Franco Riva. En ésa carrera también regresó la estructura de Carlos Javier Merlo, quien conduce otra unidad del Rombo. No obstante se sigue trabajando para mejorar la cantidad de unidades.

La causa de esta problemática es una sola: los altos costos. El año pasado se necesitaron 10 millones de pesos por auto para hacerle frente al certamen. CORSA pudo saber que para este ejercicio la categoría se comprometió con los equipos a tener una inflación del 17 por ciento en la provisión de los elementos, inscripciones y otros gastos. Se trata de un verdadero desafío con un incremento de precios a nivel país que, según algunos indicadores, llegaría al 25 por ciento en 2018.

A propósito de los presupuestos, La Única también se enteró por qué las largadas con partidas detenidas son escasas en el presente certamen (la primera fue en Buenos Aires y la segunda y ultima será en Oberá, en la séptima fecha del 12/08). Las escuadras gastarían 35.000 pesos extra por auto para poder alistarlos a esa exigencia. Con un panorama de economía de guerra, por más que contribuya al espectáculo, las escuadras lo piensan dos veces. Vale destacar que para cambiar el reglamento deportivo y sumar arranques con la mencionada variante se requiere el consenso de las estructuras, la categoría y la CDA del ACA.

El tema económico golpea desde hace años a la categoría, pero se buscan alternativas para equilibrar la balanza. ¿Se logrará?   

 

PARÉNTESIS

El Sportteam no estará presente en la próxima fecha en Rafaela. “Nos reincorporamos a pocos días de comenzar el campeonato. Todo nos cuesta mucho más que al resto porque no tenemos respaldo oficial y sentimos que no estamos preparados para encarar una carrera como la de Rafaela. Es el momento adecuado para hacer una pausa y aprovechar el paréntesis que hay por el Mundial de Fútbol”, afirmó Sergio Polze, dueño del equipo. El tiempo que plantea el team-manager es por el ingreso de un Citroën C4 Lounge que será para Matías Milla. La unidad quedará vacante dentro del equipo oficial de la marca francesa ante la construcción de uno nuevo. Pero tras la labor de Milla de ayer, ¿no podría estar presente en Rafaela al menos con su Fluence?

 

Foto: Prensa Súper TC2000.

PorDarío Coronel