Fórmulas

05/12/2010

Escandalosa definición en la Fórmula

Nicolás Trosset se quedó con el título de la Fórmula Renault 2.0 en Potrero de los Funes luego de aprovechar de que su compañero Kevin Icardi tocó a Franco Vivian, que venía ganando y con ese resultado lograba la corona.

La Fórmula Renault 2.0 terminó de manera polémica, tal y como fue toda la temporada 2010 por la rivalidad entre sus principales protagonistas. El título quedó para Nicolás Trosset (Werner Plan Rombo) tras terminar quinto y aprovechar un toque de su compañero Kevin Icardi a Franco Vivian (FIV Fórmula), que venía ganando y con ese resultado lograba la corona.

Las diez vueltas de carrera fueron intensas por todo lo que estaba en juego. Vivian, que había ganado la clasificación, largó en punta y parecía encaminado a la victoria. El piloto de San Isidro tenía todo para festejar ya que Trosset se había retrasado en la largada por un toque de Rodrigo Rogani.

Promediando la carrera Icardi se colocó como escolta de Vivian, quien parecía tener todo bajo control. Sin embargo, en la última vuelta el cordobés se pasó en un frenaje y le pegó al representante del FIV Fórmula.

Ambos se retrasaron permitiéndole a Franco Girolami (Gaston Dammiano) conseguir su segunda victoria consecutiva tras la de Buenos Aires. También aprovechó el incidente Francisco Troncoso (GF Racing), que ascendió al segundo lugar. Icardi terminó tercero en pista (aunque luego fue excluido) seguido por Vivian y Trosset, que con este resultado se quedó con el cetro.

A lo largo de todo el año hubo una fuerte rivalidad entre Vivian y Trosset e Icardi. El punto máximo fue cuando Vivian fue desclasificado en dos fechas por problemas con el combustible usado. Si bien jamás lo dijo directamente, siempre apuntó a que había una “mano negra” que no quería que su equipo le gane a la escudería oficial Renault.

En esta carrera las suspicacias siguieron. Esta vez las acusaciones vinieron por parte de Trosset, quien se quejó de que Rogani le pegó adrede por ser amigo de Vivian…

Un cierre de año polémico para una categoría que, en teoría, debe enseñarles a sus pilotos cómo es esto del automovilismo.