Fórmula 1

13/06/2017

Mclaren, a un paso de dejar Honda

Según la prensa inglesa, el anuncio se haría antes del receso de verano europeo. Su lugar lo ocuparía Mercedes.

Los tumultuosos dos años y medio vividos por Mclaren-Honda parecen llegar a su fin. De acuerdo a lo informado por el medio inglés Daily Mail, la escudería de Woking confirmaría antes del mes de agosto su decisión de romper el vínculo que lo une con la fábrica japonesa, teniendo en su horizonte nuevamente a Mercedes como suministrador de motores.

El veloz procedimiento de Mclaren se enmarcaría en el intento de retener a Fernando Alonso, quién finaliza su contrato con el equipo a fines de este año, y que admitió que anunciará sus planes a futuro en septiembre.

Además, la rotura de ¡diez! impulsores en las siete fechas que lleva el certamen 2017 de la Fórmula 1, sumado a los diversos inconvenientes acontecidos en los dos años anteriores, ha sido suficiente para Eric Boullier, director del equipo. “Es difícil encontrar palabras para describir nuestra decepción, frustración y tristeza”, señaló al periódico británico el francés.

En el año que se pensaba que iba a ser el de despegue, Mclaren-Honda es el único conjunto que aún no ha sumado ninguna unidad en lo que va del torneo, algo que ni siquiera había sucedido en 2015, la primera temporada de la relación. Para peor, según lo manifestado por el propio Alonso, el chasis del MCL-32 es “bastante competitivo”, adjudicando así los problemas de rendimiento al motor.

La posible ruptura del acuerdo le implicaría a Mclaren una pérdida de 90 millones de euros, los cuales son actualmente aportados por Honda para costear tareas de investigación y salarios, entre ellos nada menos que el de Alonso (estimado en poco más de €28 millones). Este último problema sería solucionado por Mansour Ojjeh, uno de los accionistas del equipo, que llegaría a utilizar dinero propio para cubrir el sueldo del español.

Quién volvería a suministrar motores a la casa británica sería Mercedes. Luego de los rumores surgidos en marzo tras la penosa pretemporada, Mclaren estaría dispuesto a ser equipo-cliente, algo que en su momento Ron Dennis (ex jefe del equipo) había desestimado “si queremos ser campeones del mundo”, y que llevó, entre otras cuestiones, al exclusivo acuerdo con Honda. Es que un posible alquiler de los impulsores de la firma alemana costaría, además de un aproximado de €12 millones por temporada, el no recibir las mejores herramientas. Ejemplo de ello fue lo sucedido recientemente con Force India y Williams, que en Canadá obtuvieron las mejoras que Mercedes comenzó a utilizar en sus coches en Barcelona, dos fechas atrás.