MotoGP

21/05/2018

Márquez pide calma

El español se afianzó al frente del torneo del MotoGP tras vencer en el GP de Francia, pero afirma que aún quedan muchas carreras para terminar el torneo.

El español Marc Márquez (Honda) aseguró que si el italiano Andrea Dovizioso (Ducati) no se hubiese ido al suelo durante el Gran Premio de Francia de MotoGP todo habría estado "mucho más apretado", y ha reconocido que se siente "cómodo" con su ventaja al frente del Mundial después de su victoria en Le Mans.

"Estoy contento por el resultado final, por el nivel durante el fin de semana, por cómo se ha puesto el campeonato ahora. Honestamente hablando, si Dovi no se hubiese caído hubiese estado mucho más apretado; Petrucci, con la misma moto, me estaba apretando, y normalmente Dovi siempre es un poquito más rápido", señaló Márquez.

Por otra parte, el de Cervera destacó que supo "gestionar bien" el hecho de ser el único piloto "con el neumático duro trasero". Y agregó: "Hemos decidido ir a por la apuesta arriesgada, pero era la segura para nosotros, porque me encontraba bien. Delante he ido a lo seguro; ayer con el duro me encontré que tuve algún susto".

Sobre su firme liderato en el Mundial de MotoGP, Márquez pidió calma. "Parece que se ha puesto de cara el campeonato, pero quedan muchas carreras. La ventaja la tenemos que administrar. Me siento cómodo con la ventaja porque te permite administrar los riesgos que se deben tomar. Debo continuar con la misma dinámica", advirtió.