marzo 2, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

6 comportamientos típicos de personas que han tenido una infancia difícil

6 comportamientos típicos de personas que han tenido una infancia difícil

Una infancia difícil puede dejar una huella imborrable en el desarrollo y el comportamiento de una persona a lo largo de su vida. Estas experiencias pasadas a menudo afectan la forma en que responden a situaciones cotidianas, ya sea en sus relaciones personales o profesionales. En este artículo discutimos 6 comportamientos típicos de personas que han tenido una infancia difícil.

1. Buscar constantemente atención y validación

Las personas que tuvieron una infancia difícil pueden tener una Falta de autoestima Sienten una necesidad constante de ser convencidos de su valor. Esto conduce en ocasiones a una búsqueda incesante de atención (tanto positiva como negativa) y a una hipersensibilidad a las críticas. Para cerrar esta brecha, pueden intentar sobresalir en diferentes áreas para dar a los demás la impresión de que son perfectos.

Comportamiento de ejemplo:

  • Excesiva sumisión a la autoridad con la esperanza de recibir atención y elogios.

2. Mayor miedo al abandono

Quienes se enfrentaron a figuras paternas ausentes o inestables en su infancia a menudo desarrollan miedo al abandono. Este miedo suele hacer que se aferren excesivamente a sus relaciones románticas. emocionalmente dependiente Les resulta difícil aceptar la soledad. Incluso si perjudica su bienestar, prefieren permanecer en relaciones tóxicas que estar solos.

Comportamiento de ejemplo:

  • La persona rápidamente se apega a nuevas parejas románticas y teme que las abandonen sin motivo aparente.

3. Falta de intereses personales

Los adultos que tuvieron una infancia difícil también pueden hacer esto Dificultad para saber qué es lo que realmente disfrutan.Porque muchas veces se les obligaba a obedecer y no se les animaba a expresar sus deseos o caprichos. También es posible que se hayan condicionado a complacer a los demás para encontrar una sensación de seguridad y validación. Como resultado, pueden parecer indecisos y buscar constantemente cosas que les brinden satisfacción personal.

READ  Un simple análisis de sangre predice de manera confiable el desarrollo de cáncer de hígado: una práctica curativa

Comportamiento de ejemplo:

  • Las personas tienden a seguir las opiniones y decisiones de otras personas, incluso si realmente no les gusta.

4. Dificultad para gestionar los conflictos

Una infancia difícil hace que estas personas sean más sensibles a las situaciones conflictivas, llevándoles muchas veces a evitar enfrentamientos para mantener su bienestar emocional. Sin embargo, esta actitud puede llevar a la acumulación de resentimiento y frustración.

Comportamiento de ejemplo:

  • La persona muestra una actitud pasivo-agresiva en sus interacciones y prefiere expresar su insatisfacción de forma indirecta antes que afrontarla directamente.

5. La necesidad de control

Para protegerse de un entorno inestable o impredecible durante la niñez, algunas personas desarrollan una necesidad persistente de controlar sus vidas y las personas que las rodean en la edad adulta. Por lo tanto, pueden intentar imponer sus ideas y decisiones a los demás, pero se muestran tercos cuando no se respetan sus expectativas.

Comportamiento de ejemplo:

  • Un adulto se fija metas muy difíciles y se siente incómodo cuando no puede alcanzarlas.

6. Tendencia al autosabotaje

Algunas personas que sufrieron cuando eran niños pueden desarrollar un comportamiento autodestructivo que inconscientemente les impide ser felices o tener éxito. A menudo creen que no merecen lo que tienen y les resulta difícil aceptar los elogios o el éxito. Esto puede llevar a una tendencia a poner en peligro sus relaciones o carreras.

Comportamiento de ejemplo:

  • Cuando te sientes indigno, rechazas un ascenso profesional alegando que no mereces el reconocimiento.

Al comprender estos comportamientos, podemos reconocer mejor los desafíos que enfrentan estas personas a diario e intentar adoptar una actitud empática hacia ellos, acercarnos a ellos y ofrecerles nuestro apoyo.