agosto 10, 2022

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Argentina: Pobreza, Inflación y Altos Precios del Gas | Economía | DW

Fría en la Avenida José Antonio Cabrera de Buenos Aires. Especialmente en las mañanas y las tardes, cuando los rayos del sol aún no ofrecen protección contra las temperaturas invernales, el termómetro a veces puede mostrar temperaturas cercanas o por debajo del punto de congelación. Sin embargo, las pequeñas tiendas de frutas y verduras todavía están abiertas o ya están abiertas.

Aquí no hay calefacción y la puerta siempre está abierta. El propietario de la tienda, Martín González, vestido con un suéter grueso, una chaqueta de invierno y un gorro de lana: “Es suficiente. No sirve de nada calentar la tienda. Si cerramos la puerta, los clientes no verán nuestros productos. Nosotros sí. Una vida de esos caminar -en los clientes”, dice González. “La calefacción con gas va a ser muy cara de todos modos”.

Una tienda de abarrotes en Buenos Aires

A las puertas de la metrópolis argentina, los habitantes de barrios marginales libran su propia batalla contra los altos precios de la energía. Solo en los últimos días, más de medio millón de solicitantes se han registrado para recibir apoyo continuo de los subsidios gubernamentales de electricidad y gas. Está destinado a proteger a las personas con ingresos muy bajos que de repente se encuentran sin electricidad ni gas y ya no pueden pagar sus facturas. Un total de más de 1,47 millones de familias ya se han agregado a la lista estatal a mediados de semana.

Dramática depreciación del peso

La crisis en Argentina es continua y dramática. El peso argentino se ha depreciado significativamente frente al dólar en las últimas semanas. Hace unos buenos diez días en las casas de cambio 100 dólares americanos eran 25.000 pesos argentinos, ahora son casi 34.000 pesos. Una pérdida de valor de casi el 33 por ciento para los llamados el dolar es azulSu tendencia determina decisivamente la vida económica y tiene un impacto directo en los precios diarios.

READ  El capitán Correa confía en llevar a Argentina a la Copa Davis

Alimentos, combustible, transporte: literalmente, todo se está volviendo caro. Las etiquetas de precios se actualizan semanalmente, a veces a diario. El gobierno argentino en torno al presidente Alberto Fernández está tratando de tomar contramedidas. Hace unos días se produjo un cambio en la cúpula del Ministerio de Asuntos Económicos. A Martín Guzmán le siguió Sylvina Ayda Patakis. Estuvo ocupada tratando de calmar el mercado de alguna manera desde el primer día. Sin éxito todavía.

La nueva ministra de Economía de Argentina es Silvina Patakis

La nueva ministra de Economía de Argentina es Silvina Patakis

Se trata del dólar y de aferrarse a esa moneda de alguna manera. No tiene sentido ahorrar pesos argentinos ya que la inflación destruye el valor de los ahorros. Es por eso que la gente trata de obtener dólares para hacer ese colchón. Esto a veces conduce a escenas extrañas. Decenas de personas sospechan actualmente de dólares en el vertedero de Las Parejas en Santa Fe. Después de que los trabajadores del basurero encontraron por primera vez alrededor de $50,000 en un mueble desechado, los vecinos acudieron en masa al sitio para buscar más facturas. La búsqueda continúa de noche con linternas.

Activista social Juan Grapois

Activista social Juan Grapois

“Argentina ha sido robada”

El debate sobre quién es responsable de esta calamidad se ha desatado en el país durante mucho tiempo. “Argentina ha sido robada”, dice a DW el cada vez más popular activista social Juan Grapois. Esto se debe a los miles de millones en préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI) tomados por el gobierno anterior de Mauricio Macri. Esta deuda es la responsable del elevado endeudamiento del país.

READ  ¡Muy horrible! Argentina temblorosa: Maradona enterrado sin corazón

Rebecca Fleitas, miembro del Partido Liberal Mercado, no estuvo de acuerdo La Libertad Avanza En torno a Javier Millay, un economista cada vez más destacado en Buenos Aires. En una entrevista con DW, ve una falla en el modelo empresarial argentino actual: “Nuestro sistema económico es malo. El sector privado es muy débil, producimos muy poco. Tenemos un aparato estatal. Está muy inflado”.

Miembro del Parlamento Rebecca Fleetas

Miembro del Parlamento Rebecca Fleetas

Sin embargo, el debate sobre quién tiene la culpa del actual desastre argentino no está ayudando a los locales en este momento. Según las últimas estadísticas, el 37,2 por ciento de la población argentina vive por debajo del umbral de la pobreza, lo que corresponde a la friolera de 17,4 millones de personas. Para ellos, la tendencia inflacionaria actual es un desastre humanitario porque ya algunos pesos se están volviendo escasos y valiosos.

No importa lo duro que trabajen, no es suficiente para sobrevivir. En Argentina se puede observar lo que sucede cuando una sociedad se derrumba económicamente: las consecuencias son delincuencia rampante e incluso inseguridad en las calles. La lucha por la supervivencia se vuelve cada vez más difícil y la división en la sociedad se profundiza.