Actualidad

24/06/2019

Los samurái

Toyota pasa por su mejor momento en el Top Race y sus pilotos oficiales, Matías Rossi y Mariano Altuna, van por el título.

Hoy no es Agustín Canapino (Mercedes) el principal rival de Franco Girolami (Mitsubishi) en el Top Race. El campeón deberá contener los embates de los pilotos oficiales del Toyota GAZOO Racing Argentina, Matías Rossi y Mariano Altuna. El rendimiento de los Camry ilusiona al equipo que dirige Darío Ramonda y llegando al ecuador del presente ejercicio muestran un gran potencial.

Rossi hizo la pole position en Río Cuarto, aunque en la primera carrera no pudo contener los ataques de Girolami. Pero el Misil pudo ser segundo en ésa final y tercero en la otra. En las cuatro finales anteriores nunca bajó del podio: segundo en Paraná y en Termas de Río Hondo, y tercero en Concordia y San Juan. Es segundo en el campeonato, aunque le falta el triunfo, requisito excluyente para ser campeón. Considerando el nivel y estructura de su equipo, la victoria será solo cuestión de tiempo para Matías.

En tanto que Altuna fue tercero en la primera final, pero lo perjudicó un toque con Matías Rodríguez en la prueba complementaria. El piloto de San Isidro también corre con un Toyota, pero del Midas Racing Team. “El equipo me entregó un gran auto. Hubo un toque en la primera parte de la segunda carrera. Me dio mucha bronca lo que pasó porque era una chance para sumar buenos puntos. Quedé último y pude avanzar”, dijo el Monito.

Por último, el propio Canapino viene repitiendo que su auto “pierde ritmo en carrera”. Con este panorama, Rossi y Altuna también son aspirantes a la corona.

PorDarío Coronel