abril 21, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

4 consecuencias fatales que amenazan la vida

4 consecuencias fatales que amenazan la vida
  1. 24 vida
  2. enfermedades

criatura:

de: Natalie Hall con un pene

La enfermedad del hígado graso no alcohólico suele pasar desapercibida durante mucho tiempo. La cirrosis o el cáncer de hígado pueden tener graves consecuencias. Es importante tener hemogramas regulares con valores hepáticos.

El hígado es un órgano vital, pero a menudo se subestima su importancia crucial para el cuerpo. Aunque es el único órgano que puede regenerarse a sí mismo, el hígado también puede dañarse si una persona mantiene ciertos hábitos estereotipados como una dieta poco saludable y un consumo regular de alcohol durante un largo período de tiempo. Si el hígado ya no puede recuperarse como resultado, pueden producirse enfermedades graves que no deben subestimarse.

Hígado graso: ¿por qué es peligroso?

progresión de la enfermedad hepática.  Insuficiencia hepática El hígado es necesario para digerir los alimentos y limpiar el organismo de sustancias tóxicas
El hígado graso pasa desapercibido durante mucho tiempo, ya que a menudo son enfermedades secundarias como la cirrosis las que causan síntomas. © IMAGO / Zoonar

El hígado graso no solo afecta a las personas con sobrepeso, si se deja guiar por el término. El hígado graso también es una enfermedad de los países industrializados. Solo en Alemania, cada tercer adulto y cada tercer niño con sobrepeso tiene grasa en el hígado no causada por el consumo de alcohol. Los médicos distinguen entre la enfermedad del hígado graso alcohólico, la enfermedad del hígado graso alcohólico, la enfermedad del hígado graso no alcohólico y la enfermedad del hígado graso no alcohólico. En muchos casos, este último surge de la interacción de una dieta poco saludable, la falta de ejercicio y el consumo regular de alcohol.

Puede encontrar temas de salud aún más emocionantes en nuestro boletín gratuito 24vita, al que puede suscribirse aquí.

Por qué el hígado graso se asocia con riesgo, incluso si se puede revertir relativamente bien y en poco tiempo con alimentos como la avena: un hígado afectado generalmente no presenta síntomas durante mucho tiempo. En última instancia, es la enfermedad hepática resultante la que desencadena los síntomas.

En la primera etapa, el hígado graso no muestra ninguna reacción inflamatoria antes de desarrollar lo que se denomina esteatohepatitis o esteatohepatitis en la segunda etapa debido al aumento del daño. La cirrosis puede desarrollarse a partir de esteatohepatitis, que a su vez conduce a cirrosis en etapa terminal a través de la formación de tejido cicatricial. El temido cáncer de hígado puede desarrollarse a partir de un hígado graso inflamado y cirrosis. En Alemania, unas 8.790 personas enferman cada año Nuevo cáncer de hígadoalto Sociedad Alemana del Cáncer.

Hígado graso no detectado: cuatro complicaciones potencialmente mortales de la cirrosis

La esteatohepatitis y la cirrosis pueden causar complicaciones graves y deben reconocerse lo antes posible y tratarse de inmediato:

  • Encefalopatía hepática

    A medida que avanza la cirrosis, pueden ocurrir complicaciones típicas como la encefalopatía hepática. Los productos de descomposición tóxicos, como el amoníaco, permanecen en la sangre si el hígado no se desintoxica y el cerebro está dañado. Puede ocurrir coma.

  • Hipertensión portal (hipertensión portal)

    En la cirrosis, la sangre no puede fluir a través del tejido cicatricial, se acumula y se acumula presión en la vena porta debido al daño hepático, lo que puede provocar una hemorragia interna grave y potencialmente mortal.

  • hidropesía (hidropesía)

    Otra complicación grave es la acumulación de líquido en la cavidad abdominal en grandes cantidades debido a un hígado inflamado. Esto a menudo se manifiesta por dolor abdominal inespecífico y dificultad para respirar. La ascitis (edema) puede convertirse en una amenaza para la vida una vez que el peritoneo se infecta o los riñones fallan.

  • Cáncer de hígado

    La esteatohepatitis y la cirrosis existentes resultan significativamente riesgo de cáncer de hígadoel llamado carcinoma hepatocelular.

Este artículo solo contiene información general sobre el tema de salud relevante y, por lo tanto, no está destinado al autodiagnóstico, el tratamiento o la medicación. No reemplaza de ninguna manera una visita al médico. Desafortunadamente, nuestros editores no pueden responder preguntas individuales sobre imágenes clínicas.