enero 29, 2022

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Capibaras en lucha de clases: roedores atacan el paraíso de los ricos en Argentina

El barrio de Nordelta es el hogar de la clase alta argentina, con un jardín y una villa detrás del barco. Cientos de alcaparras silvestres han regresado ahora a su antiguo hábitat y han desatado un debate político en el país sudamericano.

Al norte de la capital Buenos Aires, en el delta del río Paran, se encuentra una de las zonas residenciales más caras de Argentina. Los inversores privados instalaron un pantano en medio del paisaje imaginario para lagos algo secos y nuevos para la propiedad residencial. Una casa allí puede costar hasta seis millones de dólares estadounidenses. Estos no son solo precios lunares según los estándares argentinos, sino que decenas de miles de residentes de la comunidad están aislados en consecuencia.

Una de las cualidades anunciadas de la zona residencial privada es que tiene una valla doble, que puede reducir el riesgo de rotura de los clientes de tacón bajo. Cientos de cerdos de agua no se preocupan por estas vallas. Desde hace aproximadamente una semana, se han encontrado en medio de una lucha de clases mediática en la comunidad más polarizada de Argentina.

En los últimos dos años, el número de animales en el delta norte de hasta 1,30 metros de longitud y hasta 55 kilogramos ha aumentado significativamente. Comen la hierba de los jardines, dejan sus heces, inspeccionan las casas y caminan en grupos por la zona residencial. Los roedores más grandes del mundo (en América del Sur se les llama capibaras o carpinchos) hacen que la comunidad sea insegura, según los lugareños, y están literalmente bajo ataque. Porque la última vez que un perro estaba haciendo su trabajo en el jardín, Carpincho lo atacó. La ira de la clase alta rica, incluida la foto del Schnauzer blanco herido, se extendió a los medios de comunicación.

READ  Argentina dona un millón de dosis de vacuna

“Liderando a Corbincho por la Liberación”

Ahora se está llevando a cabo un debate público. La clase alta argentina es mayoritariamente conservadora y liberal de mercado, pero hay peronistas en el poder que se consideran progresistas y están en el gobierno del presidente Alberto Fernández y su adjunta, Cristina Kirchner. Entonces, los medios conservadores están expresando las preocupaciones de los lugareños. Algunos temen que los capibaras puedan incluso atacar a sus crías durante una “invasión” animal. Durante varios días en la televisión, hubo una serie de carpinchos deambulando por los jardines y atropellando a un motociclista.

Por otro lado, los ricos enfatizan el daño que hacen a la naturaleza. El Paran es el segundo río más importante de América del Sur después del Amazonas. Los ambientalistas han criticado durante mucho tiempo el Delta del Norte creado artificialmente, alegando que las intervenciones en la naturaleza son demasiado serias; Las zonas menos fértiles a menudo se inundan debido a la falta de ingesta de agua y la fauna ha perdido su hábitat natural. “Es paradójico”, dice Rubén Quintana, fundador de la Fundación Fundación Humedales: “La gente quiere vivir allí por la naturaleza, pero cuando se mueve, se quejan”. El biólogo ha estado luchando por una ley durante más de diez años para proteger los humedales de la urbanización y otros usos.

El proyecto Nordelta ha crecido de 2000 a más de 40.000 habitantes. Teoría de la crítica: No fueron los carpinchos quienes ocuparon la comunidad, sino los despiadados ricos quienes capturaron el hábitat de los capibaras. Los memes con carpinchos “revolucionarios” ahora circulan en las redes sociales, leyendo “Das Kapital” de Marx y bebiendo el típico té mate de la región, incluido el rifle automático, que “adorna el logo de la carabina que lleva a la liberación del delta norte”.

READ  Copa América: Argentina en la final después de Brasil

Los capibaras viven en grupos de flora y fauna limpias de 10 a 20 animales. Un carpincho adulto consume hasta 3,6 kilogramos al día por la tarde y por la noche, prefiriendo la hierba corta a medida que crece en los jardines y las plantas de los ricos. Se estima que varios cientos de ellos viven en el delta norte, que se reproduce maravillosamente en ausencia de enemigos naturales. En el vasto delta del río, muchas áreas se drenan para la agricultura y la urbanización, dice Quintana: “La ciudad se está expandiendo allí, principalmente porque la tierra es barata”. Los humedales se han reducido permanentemente en cientos de miles de hectáreas durante las últimas décadas.

Ministro del lado animal

“Todos conocemos el impacto ambiental de proyectos inmobiliarios como este”, dijo la ministra de Defensa argentina, Sabina Friedrich. Se pidió a los buenos residentes de Nordelta que no se preocuparan por las alcaparras, sino que pensaran en una posible compensación para los animales. Uno de los empresarios que fundó Nordelta fue partidario de los roedores. “Los carpinchos son criaturas inseguras y todos necesitamos protección”, escribió.

Pertenece a la ciudad de Delta Tigre, al norte de Buenos Aires.

(Foto: Captura de pantalla / Publicidad)

Cuando Juan Grobois, uno de los más destacados defensores de los derechos civiles argentinos de los grupos de bajos ingresos y aliado del actual gobierno, se solidarizó con los animales, culminó el debate: “Husta la Victoria, Simpra”, proverbio de izquierda. Ésta es una de las razones por las que el columnista del periódico conservador más popular de Argentina, La Nación, advirtió al día siguiente contra las peligrosas maniobras políticas de Capibaras. Esto es peligroso porque el argumento del ministro Frederick “básicamente elogió a la supuesta justicia vigilante”. En cambio, los políticos deberían tomar como ejemplo el conocimiento de los animales.

READ  Primera División »Noticias மர Develan estatua de Maradona en Argentina

La administración privada de Nordelta ha anunciado que ha desarrollado una “gran población” de carpinchos en los últimos dos años. Ahora se explorará con funcionarios y expertos cómo es posible la “coexistencia armoniosa”. Una recomendación es mantener a los animales en sus propias áreas. También hay una protesta organizada en la comunidad: la “Comisión de Reserva del Delta Norte de Corbinchos” declaró que sus miembros no querían ver el retiro de los animales bajo ninguna circunstancia. “Nos encantan las notas de agua. Hemos vivido en armonía con ellas durante diez años”.