febrero 26, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Claudia Piñeiro – “Te han dicho que el feminismo es el diablo”

Claudia Piñeiro – “Te han dicho que el feminismo es el diablo”
  1. pagina de inicio
  2. Cultura
  3. Compañía

Buenos Aires en febrero: protesta contra proyecto de ley del gobierno. © dpa

La escritora argentina Claudia Piñero sobre los amargos reveses sufridos por los derechos de las mujeres durante el gobierno del presidente Javier Mili.

Piñeiro dijo que en 2015 las mujeres argentinas marcharon contra el feminicidio y se convirtieron en un poderoso movimiento llamado “Ni Una Menos”. La sociedad argentina estaba cambiando. Ahora esta preocupante reacción.

Creo que es el movimiento global de la extrema derecha y la ideología conservadora y restrictiva de la derecha en general. Hubo ejemplos de esto en otros países latinoamericanos, Estados Unidos, países europeos y Brasil durante el gobierno de Bolsonaro. A medida que el movimiento feminista en Argentina se ha vuelto más efectivo, ganando más visibilidad y derechos, y porque da ejemplo a otros, el feminismo se ha convertido en un enemigo importante para quienes no comprenden la verdad de las mujeres y los grupos LGBT+. Tienen derechos y oportunidades como hombres que han ejercido el poder como les ha parecido conveniente durante siglos. Por supuesto, es muy doloroso y agotador discutir una vez más si existe una brecha laboral entre hombres y mujeres, cuál es la verdad, el feminismo existe, qué hace, si una mujer tiene derecho a interrumpir un embarazo no deseado y pronto. Ella tiene. Estos son acontecimientos que están en juego con el nuevo gobierno de Argentina y otros gobiernos similares en otras partes del mundo. Pero resistamos.

Menos de un mes después de que el nuevo presidente Javier Mille asumiera el poder, el gobierno de Milli cerró el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. ¿Cómo lo viviste?

En mi opinión, las decisiones tomadas por este gobierno son más “simbólicas” que útiles. El actual gobierno pretende reducir el gasto público, lo que no es malo en sí mismo, pero está tomando algunas decisiones que son más simbólicas que de impacto real. De esta manera ha creado un enemigo cuyos partidarios disfrutan viéndolo y generalmente no se preocupan por las actividades económicas que empobrecen a la gente, especialmente a la clase media. Uno de estos temas simbólicos que Miley presenta a sus seguidores como trofeo de guerra es la lucha contra el feminismo y todo lo “progresista” para ellos, lo que acerca a nuestra presidenta a lo que piensa uno de sus ídolos, Elon Musk. Asimismo, nuestro presidente niega el cambio climático y odia el concepto de “justicia social”. Entonces, no se trata sólo de cerrar los ministerios de la mujer, sino de ideas y acciones que niegan el estado del mundo en el siglo XXI. Esta es una visión del mundo que tiene siglos de retraso.

READ  Cosecha abundante en Brasil y sequía en Argentina

¿Esperabas esta reacción? ¿Era predecible?

Nosotros, que no votamos por este gobierno, esperábamos, predijimos y quedamos consternados por esta reacción. Hemos hecho todo lo posible para advertir a la gente sobre este peligro hablando con personas que no lo han visto. Pero el hecho de que muchos ciudadanos estuvieran hartos de los gobiernos anteriores, y esta desilusión, junto con otros factores que no pueden explicarse en esta respuesta, hace que los políticos pesen mucho sobre estos votantes, que hasta entonces saben, a alguien. Un completo outsider. Entonces el 56 por ciento votó por este presidente. Pero dentro de ese 56 por ciento hay una proporción mayor de personas que no esperan que el gobierno haga ningún progreso en las cuestiones que hemos planteado, que dijeron “no lo harán”, afirmando que no creen que el gobierno quiera eventualmente derrocar. Ley sobre el aborto, va en contra de los derechos humanos y persigue a sus opositores. Pensaron que era parte del “espectáculo” ganar las elecciones. Si el gobierno toma medidas sobre los derechos básicos de las mujeres o los grupos LGBT+, creo que algunos de estos votantes lucharán de nuestro lado.

Miley ha hecho comentarios despectivos sobre mujeres como Donald Trump, pero todavía cuenta con el apoyo de las mujeres. ¿Por qué crees que es?

No soy un experto en ciencias sociales ni en política y estoy seguro de que hay personas que saben más sobre ellas que yo. Pero mirando a las mujeres que lo apoyan, creo que hay dos tipos de mujeres: por un lado, el antiperonismo es más importante que cualquier tontería que nuestro presidente pueda proponer. En nuestro país gran parte de la población es antiperonista y otra es peronista. Peronistas ciertamente no, pero hay quienes no odian al peronismo, sino que prefieren otras opciones políticas como yo. Pero la guerra que arrasa mi país es contra el peronismo. Muchas mujeres a las que no les agradaba nadie del círculo de Cristina Fernández de Kirchner querían votar por alguien que pudiera ganarles. Hoy ven al presidente como quien impidió la continuación del kirchnerismo (la tendencia peronista introducida después de Néstor Kirchner). Pero no está muy lejos. Veamos qué pasa si continúa con sus acciones, tal vez aquellas mujeres que votaron por él decidan que el precio es demasiado alto.

READ  Foto de Messi rompe récord en Instagram tras triunfo de Argentina

¿Y el resto de mujeres?

Por otro lado, hay mujeres de clases muy sencillas que votaron al peronismo en el pasado y a este presidente en las últimas elecciones. Creo que esto se debe a la desilusión de los gobiernos anteriores, la mala situación económica, la falta de un futuro prometedor, la infiltración masiva de los viejos políticos y de aquellos que hicieron campaña por el actual presidente prometiendo acabar con las utopías privilegiadas. Eso tampoco lo cumplirán. Quiero dejar claro que el actual presidente es definitivamente elegido por más hombres que mujeres.

a la persona

Claudia Piñero Nacido en Buenos Aires en 1960, es periodista y escritor. Su segunda novela de 2005, “Las Viudas de los Juves” (en alemán: “The Thursday Widows”, Unionsverlag) fue un éxito de ventas en Argentina y ganó el Premio Claire. En 2010 recibió el Premio de Literatura en Alemania. En 2022 fue preseleccionado para el Premio Internacional Booker con “Elena Noes”. Escribe principalmente novelas policiales literarias.

Como activista por los derechos de las mujeres Desde que asumió el nuevo gobierno del populista Javier Millay, éste ha estado en el punto de mira de mensajes de odio que no sólo lo amenazan.

¿Por qué el conservadurismo y la misoginia a menudo van de la mano, no sólo en Argentina?

Porque los conservadores rechazan cualquier cambio e interfieren en la vida privada de la gente. Creen que los problemas del mundo surgen de algún cambio en las estructuras familiares tradicionales que valoran. Estos cambios les resultan repulsivos. En Argentina el 20 por ciento del PBI es trabajo no remunerado de las mujeres, el trabajo que hacemos y nadie nos paga, por eso el mundo es como está. Cuando las mujeres intentamos compartir este trabajo (cuidar a los niños y a los ancianos, las tareas del hogar, etc.), los hombres conservadores entran en pánico porque se cuestiona su privilegio. Es más, incluso antes de llegar al poder, el gobierno ha estado influyendo estrechamente en los jóvenes, a quienes en algunas partes del mundo se les ha tildado de “incel”, un término que no me gusta pero que es comprensible que utilice.

Sí, lamentablemente ahora se conoce “Incel”.

¿De qué tipo de hombres estoy hablando? A estos jóvenes se les hace creer que el feminismo es el diablo y la causa de todos sus males. Vale la pena señalar una mentira: este gobierno dice ser “liberal”, no es necesariamente conservador, sólo puede exigir en cuestiones económicas, porque las mujeres y sus derechos no son todas liberales, sino claramente conservadoras y extremas.

READ  Cómo quedaron atrapados 500 millones de dólares en efectivo en el aeropuerto de Buenos Aires

¿Estás pensando en abandonar la lucha? Debe ser muy estresante.

No lo he pensado todavía, pero sé que necesito cuidarme. Por ejemplo: Hace unos días el Presidente agredió a varias periodistas en Twitter (X). Escribí un tweet en apoyo de él. Uno de los “periodistas” que apoyan al presidente desestimó mi tuit en apoyo a estos periodistas, diciendo que estaba defendiendo “mentiras”, y el propio presidente retuiteó ese despido. Luego de hacer esto llena la cuenta de estos haters. Podrías pensar que son cosas que no deberíamos enfatizar en las redes sociales, pero hay una estrategia deliberada detrás de este acto: cuando el presidente de tu país te ataca por nombre y apellido o retuitea a alguien, quien te ataca envía su ejército de trolls a hacer lo mismo. Sigo siendo cauteloso, pero no me callaré. Sin embargo, no descarto que si esto continúa lograrán silenciarme a mí y a muchos otros. Los comentarios que aparecen en las redes a raíz de estas acciones se caracterizan por un odio brutal, insultos, amenazas y violencia, que no sólo nos afecta emocionalmente, sino también a nuestros hijos, familiares y amigos.

¿Todavía tiene fe, cree que la protesta mejorará las cosas, por ejemplo en el tema del aborto?

Siempre soy optimista. El Presidente ya tuvo que ceder en varios aspectos del proyecto de ley que presentó al Congreso. Pero su personalidad es tan impredecible que me resulta difícil predecir qué hará dados los frenos que le ponen el Congreso y algunos jueces. Aunque no haya tocado la ley, el tema del aborto ya está estancado: el aborto es legal y gratuito en Argentina, pero el misoprostol, el fármaco utilizado, sólo dura hasta marzo y el gobierno no aprueba nuevas compras. Entonces las mujeres que van a los hospitales públicos no pueden ejercer sus derechos porque les dicen que no hay medicamentos. Las mujeres que puedan costear el procedimiento seguramente seguirán realizándolo en hospitales privados. La disparidad entre mujeres pobres y ricas ha vuelto. Si se deroga la ley, también iremos a la cárcel, pero todavía queda un largo camino por recorrer y hoy tenemos un problema real.

¿Cómo ve el futuro de los derechos de las mujeres en Argentina?

Creo que somos lo suficientemente fuertes para resistir. Pasara.

Claudia Piñero.
Claudia Piñero. ©AFP