junio 18, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Cómo afectan los desparasitantes al microbioma intestinal de los caballos

Cómo afectan los desparasitantes al microbioma intestinal de los caballos

Los tratamientos antiparasitarios dirigidos (desparasitantes) son importantes para controlar las infecciones por helmintos en los caballos. Sin embargo, un estudio realizado por el investigador francés Michel Boisseau y su equipo de la Universidad de Tours demostró que estos tratamientos también pueden tener efectos no deseados en el microbioma intestinal. Los investigadores examinaron la interacción entre los gusanos, en particular los strongyloides, y el microbioma intestinal de los animales huéspedes.

Estructura del estudio y resultados.

El estudio se realizó en ponis que estaban naturalmente infectados con gusanos. Se pueden notar cambios con el tiempo, tanto antes como después del tratamiento con el ingrediente activo pirantel. El pirantel se dirige a los adultos jóvenes, pero no afecta a las larvas de la pared intestinal. Los resultados fueron publicados en la revista científica. iCiencia publicado.

El estudio examinó 40 yeguas galesas que se dividieron en cuatro grupos según la gravedad de su infestación desparasitación y si habían recibido tratamiento con pirantel. En ponis con una alta infestación de helmintos, los investigadores identificaron 14 especies diferentes de Strongyloides, siendo Cylicocyclus Nassatus la más común.

Lo interesante fue que los potros con una alta carga de helmintos tenían un microbioma intestinal más diverso y dinámico que aquellos con infecciones menos graves. La presencia de bacterias productoras de ácido butírico (Clostridia) jugó un papel importante en la estabilización del ecosistema intestinal y el aumento de la tolerancia de los animales a los parásitos. Se ha demostrado que el ácido butírico, también conocido como butirato, tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras y favorece una buena función intestinal y una barrera intestinal saludable.

Efectos de los antihelmínticos.

El tratamiento con pirantel produjo cambios significativos en el ambiente intestinal y las comunidades microbianas. También se observó una respuesta inflamatoria local y sistémica significativa después de la eliminación del parásito. Estos cambios permanecieron visibles después de siete días de tratamiento y, en menor medida, después de 15 días.

Deshacerse de gusanos innecesarios debilita el cuerpo.

Los investigadores concluyeron: “Estas observaciones demuestran cómo los tratamientos antihelmínticos alteran la relación tripartita entre los parásitos, el huésped y la microbiota intestinal”.

El complejo ecosistema intestinal mostró una notable estabilidad a largo plazo, lo que sugiere una relación bien adaptada y equilibrada entre el huésped, la microbiota y los parásitos. Estos hallazgos son consistentes con la creciente evidencia de una relación permisiva entre los parásitos intestinales, el microbioma y el sistema inmunológico del huésped.

Después de tratar la lombriz y eliminar los parásitos, se observó inestabilidad del ecosistema. Esta situación es similar al Principio de Anna Karenina, según el cual las sociedades perturbadas difieren más de las sociedades estables y los cambios ambientales pueden alterar el equilibrio más fácilmente. Esto es especialmente cierto en el caso de los caballos mayores, que suelen sufrir infecciones recurrentes y son desparasitados periódicamente como medida preventiva.

El equipo del estudio advierte que el tratamiento antiparasitario regular (preventivo) no sólo aumenta la resistencia, sino que también perjudica la capacidad del cuerpo para afrontar otras tensiones. Esto aumenta el riesgo de problemas de salud adicionales, ya que la diversidad y estabilidad de la microbiota intestinal y otras funciones corporales indirectas pueden verse afectadas.

READ  ¿Cómo empezó la vida en la Tierra? Investigadores de Munich encuentran pistas importantes