noviembre 29, 2021

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Crisis climática en América del Sur – El río Paraná: el salvavidas de Argentina está en peligro – Noticias

Contenido

Debido a la grave escasez de agua en Río Paraná, el transporte marítimo, el suministro de agua potable y los recursos pesqueros están en riesgo.

Domingo Vargas, pescador de río, señala una duna de arena expuesta: “Quizás los turistas estén entusiasmados con una nueva playa, y nos entristece”. El hombre de 56 años ha estado pescando durante más de 30 años en el río Paran, el segundo río más largo de América del Sur, junto al Amazonas. Nunca había experimentado una sequía como esa.

En el pasado, Vargas solía llegar a casa al final del día con 100 kg de pescado: “Como el nivel del agua era tan bajo, hay veinte afortunados”. Los peces serán cada vez menos. Cuando hay muy poca agua en Paraná, no llegan a sus zonas de desove en los humedales a lo largo del río, explica Vargas: “Es bueno que todo el mundo tenga prohibido pescar durante un año. Pero, ¿qué debo hacer? Mi familia necesitará el apoyo del gobierno para sobrevivir en este momento.

El Paraná es la vía fluvial más importante de Argentina: el 80 por ciento de las exportaciones agrícolas del país se realiza por vía fluvial. Pero ha estado lloviendo muy poco durante dos años, y el río ha estado bajo en agua durante décadas. Los barcos no pueden viajar con carga completa porque el nivel del agua es muy bajo. El suministro de agua potable de las ciudades ribereñas vuelve a estar en peligro.

La ingeniera hidroeléctrica Viviana Sucarelli ha estado investigando el río durante más de 30 años en la Universidad Nacional del Litoral en Santa Fe. Falta planificación y prevención ante una crisis: “Si no actuamos, los eventos extremos como inundaciones y sequías se volverán más graves y frecuentes.

El ciclo del agua se interrumpe. La razón es una combinación de varios factores: “Cambio climático, deforestación, alteración del uso del suelo, deslizamientos de tierra, urbanización y falta de conciencia de la importancia de los recursos hídricos en todos los sentidos”.

El pescador Domingo Vargas quería un futuro diferente para sus cuatro hijos. “Pero querían ser pescadores”, dice, encogiéndose de hombros. “Creo que la industria perecerá”, dice su esposa Elena. Lleva a su esposo e hijos a casa, los procesa en filetes de pescado y llena el resto con albóndigas y empanadas. También vende a vecinos y mercados. “Solo puede ganar un poco de dinero si procesa pescado”, dice. “¿De qué otra manera pagar la factura de la luz?”

El río lo es todo para su familia, es nuestra vida ”, dice la madre. Espera que la humanidad finalmente genere conciencia sobre la conservación de la naturaleza: “Comenzando con nosotros cerca, algunos están tirando su basura al río. Pero los que están ahí también deben actuar “. Por” los que están ahí “, se refiere a la política. La conferencia climática en Argentina y Glasgow es uno de los principales temas en estos días.

Su esposo intenta mantener viva a la familia pescando y espera que el lecho del río no se convierta en una playa de arena por mucho tiempo.

¿Cuáles son los efectos de la sequía en la economía?


Abre la caja
Cerrar la caja

Julio Calcada, Director de Análisis Económico de la Bolsa de Valores de Rosario, da las respuestas.

SRF: ¿Qué tanto está afectando la sequía del río Paraná a la economía argentina?

Julio Calcada: El sector de granos, que representa casi el 40 por ciento de las exportaciones totales de Argentina, se ha visto particularmente afectado. El bajo nivel del río Paraná ha creado muchos problemas logísticos, especialmente en la zona del Gran Rosario, el centro de exportación más importante del mundo. En ningún otro lugar del mundo se exportan tantos cereales, harina y aceite, casi 80 millones de toneladas al año.

¿Se puede transportar la carga más lejos?
Los barcos no se pueden cargar completamente. Primero deben ir a puertos de aguas profundas, por ejemplo en el sur de la provincia de Buenos Aires o para ser cargados completamente en Brasil. Si el envío nacional viaja con menos carga, incurre en costos de flete más altos, lo que resulta en una pérdida para el sector en general. Costos adicionales de alrededor de $ 315 millones durante los últimos seis meses debido a los bajos niveles de agua.

Cuales son las oportunidades?
Estamos muy preocupados. El nivel del agua nunca ha estado más bajo que en los últimos dos años en los últimos 80 años. Se espera que la sequía actual continúe durante uno o dos años más. Por tanto, los costes logísticos seguirán siendo un problema. Sabemos que esto está relacionado con el cambio climático. Por lo tanto, esperamos que se alcance un consenso sobre las normas de protección del clima en Glasgow. Cumplir con los estándares de protección climática y mitigar los efectos del cambio climático es una preocupación de toda la industria manufacturera argentina.

¿Está la economía preparada para eso?
Los cereales, la harina y el aceite representan alrededor del 46 por ciento de todas las exportaciones argentinas. Existe una conciencia de la necesidad de seguir exportando y por supuesto cumpliendo con los requisitos ambientales para mitigar los efectos del cambio climático.

READ  Argentina: ¿El crédito del FMI es solo para los bancos? El Congreso necesita aclarar