febrero 27, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Fumar regularmente reduce el tamaño del cerebro, lo que provoca la pérdida de neuronas

Fumar regularmente reduce el tamaño del cerebro, lo que provoca la pérdida de neuronas
  1. Página principal
  2. sepamos

El consumo de cigarrillos es uno de los mayores factores de riesgo para la salud. © imago/imagebroker

Un equipo de investigación de EE. UU. está investigando la relación entre el consumo de tabaco y un mayor riesgo de demencia.

St. Louis – Fumar durante mucho tiempo hace que el cerebro se encoja, afectando especialmente la materia gris. Esta es la conclusión a la que llegaron investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (Misuri, EE. UU.) en un artículo de investigación publicado en la revista. Mundo abierto de la ciencia de la psiquiatría biológica Estudio publicado. Su trabajo se basa en un análisis de datos del Biobanco del Reino Unido, a través del cual se encuestó a alrededor de medio millón de personas en Gran Bretaña entre 2006 y 2010, y también se les tomaron muestras de sangre; Este último es para fines de estudios genéticos. En 2012/13, 32.094 participantes de ascendencia europea también se sometieron a una resonancia magnética de la cabeza, que también mide el volumen cerebral.

El equipo estadounidense, dirigido por la profesora de psiquiatría Laura Perrott, vinculó estos datos del Biobanco del Reino Unido con la información de los sujetos de prueba sobre su comportamiento de fumar. Encontró que los hombres y mujeres que fumaban a diario tenían en promedio 3.360,95 milímetros cúbicos de cerebros más pequeños. Las “celdas grises” representaron la mayor parte: 2.964,18 mm cúbicos. Aquí existe una “fuerte conexión”, escriben los científicos.

Pero también se pierde materia blanca, aunque en mucha menor medida. La materia gris es un componente esencial del sistema nervioso central y está formado principalmente por cuerpos de células nerviosas. La sustancia blanca contiene extensiones de células nerviosas a través de las cuales se transmiten los impulsos nerviosos.

READ  Mayor riesgo de herpes zóster después de Covid-19

Fumar hace que el cerebro se vuelva más pequeño, lo que provoca la pérdida de millones de células nerviosas.

El cerebro adulto promedio tiene un volumen de 1.230 cc (1.230.000 mm3). Las pérdidas en el rango de millones no parecen mucho al principio, pero cuando te das cuenta de cuántos millones de neuronas se pierden irreversiblemente como resultado del proceso de contracción, el panorama se ve diferente. El estudio también mostró que la disminución aumenta con cada año de paquete (un año de paquete es cuando alguien fuma 20 cigarrillos por día durante el transcurso de un año).

Para los investigadores, la pérdida de materia gris y blanca “ofrece una posible explicación de por qué el 14% de los casos de enfermedad de Alzheimer en todo el mundo podrían deberse al tabaquismo”. Fumar se considera un factor de riesgo de demencia y, según los autores del estudio, acelera la progresión de la enfermedad. El volumen reducido del hipocampo, “la principal región del cerebro afectada en la enfermedad de Alzheimer”, también está “asociado negativamente con el historial de tabaquismo diario”.

Fumar y sus efectos

Otro estudio demostró por qué fumar no siempre provoca cáncer de pulmón. “No hay suficiente conciencia sobre los daños del tabaquismo”, afirman en una entrevista dos médicos de Frankfurt.

El Instituto para la Calidad y Eficiencia Sanitaria evalúa medicamentos antitabaco.

¿Qué papel juega la genética en la contracción del cerebro?

Otro foco de estudio es la cuestión del papel que juega la genética en la reducción del cerebro. Antecedentes: Estudios anteriores ya han descubierto que las personas con determinadas variantes genéticas empiezan a fumar con más frecuencia, por lo que su adicción está en parte “biológicamente determinada”, según el estudio actual. En consecuencia, la tasa de heredabilidad al empezar a fumar es del 44 por ciento.

READ  Reducir el azúcar en sangre mediante dos procedimientos

En teoría, puede darse el caso de que estos “genes de fumador” afecten al cerebro independientemente del tabaquismo, o que un tamaño cerebral más pequeño sea en sí mismo un factor de riesgo para fumar. Sin embargo, el trabajo actual no confirma esta posible asociación. La disposición genética que hace que las personas sean más susceptibles a la adicción al cigarrillo no parece tener un efecto relevante sobre el tamaño del cerebro. Esto significa que los genes no son responsables del proceso de encogimiento, sino las sustancias que se inhalan al fumar.

Los fumadores veteranos que quieran dejar de fumar pueden encontrar reconfortante saber que dejar de fumar, etc., puede evitar que el cerebro se encoja. Sin embargo, esto no se puede deshacer: una vez que la sustancia se pierde en el cerebro, nunca volverá. (Pamela Dorhofer)