febrero 23, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

La nueva presidenta argentina Miley: reestructuración del Estado con motosierra

La nueva presidenta argentina Miley: reestructuración del Estado con motosierra

Con la aplastante victoria de Javier Mili, ha comenzado una nueva era política en Argentina. La mayoría de la gente está cansada. Prevalece la ira contra el sistema, la crisis actual y la creciente pobreza. A partir del 10 de diciembre de 2023, cuando un nuevo presidente asuma el cargo, comenzará una nueva era: Miley quiere utilizar la motosierra prometida en el gasto público, lo que significa que aquellos que ya están en desventaja económica perderán aún más. En algún momento el peso puede depreciarse como resultado de una hiperinflación deliberada para “dolarizar”. El nuevo presidente negará el cambio climático provocado por el hombre. Sin el apoyo del gobierno, la ciencia y la cultura están en riesgo y se niegan las diferencias de género en el mundo del trabajo. Se cuestionan derechos como el matrimonio entre personas del mismo sexo o el aborto legal y seguro. Los crímenes contra la humanidad de pasadas dictaduras militares son minimizados y trivializados.

Gritó, insultó y gesticuló.

La victoria de Miley superó las predicciones de todas las encuestas. Fue una victoria para un candidato no organizado que llamó la atención del público hace cinco años con opiniones libertarias radicales y que flotaba con un eslogan de “todos tienen que irse” que surgió a raíz de la quiebra nacional de 2001. . Con nuevo presidente, Argentina se suma a grupo de democracias con extremistas Destructor del sistema Reaccionando a la manera de Donald Trump o Jair Bolsonaro. Después de cuatro décadas de experiencia democrática, la victoria de Miley pone en duda a toda la clase política. Millay no sólo derrotó al movimiento político más importante del país, el peronismo, en la segunda elección, sino que también formó una coalición burguesa-conservadora en la primera ronda de votación el 22 de octubre. Juntos Por El Campio Suspendido.

Hay muchas razones para esto. Uno de ellos es, sin duda, el estancamiento económico, que ahora es una crisis continua con una inflación del 140 por ciento y la condición social de la mayoría del electorado ha empeorado constantemente durante los últimos diez años. Qué enojo explica esta situación: un salario que no dura hasta fin de mes, un hospital que no publica citas, un autobús cancelado. Miley logró encender una chispa entre un electorado más amplio en este ambiente deprimente. No ofreció ninguna explicación ni detalles. Prefería convencer a la gente con consignas sencillas, gritaba, insultaba a todos y a todos, hacía gestos, recurría a Instagram y Tiktok para expresar su inmensa frustración a las grandes masas desilusionadas con la política actual. En el proceso habitual de movilización populista, supo captar el malestar público y convertirlo en votos.

READ  MotoGP permanecerá en Argentina hasta 2025

Campaña electoral con motosierra

Después de la primera vuelta de las elecciones, Millay se volvió más moderado porque tenía que servir a los intereses de la élite burguesa apoyando al campo tradicionalmente conservador. No pueden ser persuadidos por proposiciones tan radicales como el libre comercio de órganos humanos o la estética del rock. Si bien inicialmente hizo campaña con motosierras y eslóganes simplistas, en las últimas cuatro semanas ha tratado de distanciarse de algunas propuestas serias: por ejemplo, no privatizar la educación ni la atención sanitaria. Su victoria electoral del domingo puede explicarse no sólo por las manifestaciones populistas de derecha, sino también por la alianza que surgió rápidamente después de la primera vuelta de las elecciones entre el ex presidente Mauricio Macri, ganador del megalodón del FMI, y la candidata derrotada Patricia Bullrich. En 2018, y Miley. Una cuarta parte del 55,7 por ciento de los votos a favor de Maile provino de votantes tradicionales burgueses y conservadores que rechazan fundamentalmente el peronismo.

Pero ¿qué cambiará exactamente ahora? ¿Qué notificaciones puede ejecutar realmente? El plan de Miley representa una reforma económica de mercado radical que apunta a crear prosperidad para los individuos mediante el desmantelamiento de las funciones estatales, así como la privatización y un mercado libre sin colchones sociales. Argentina ya aplicó una política de este tipo en los años 1990, lo que resultó en la bancarrota nacional y el colapso del gobierno. Milei anunció el día después de las elecciones que sus primeros pasos como presidente serían la privatización de todos los medios públicos, que califica de herramientas de propaganda, y la renovada privatización de la petrolera YPF, que fue parcialmente nacionalizada en 2012. Los “mercados” acogieron positivamente estos anuncios. Wall Street elevó los precios de varias acciones argentinas hasta en un 40 por ciento. Miley parece querer provocar una mayor inflación para seguir adelante con sus planes de aceptar el dólar estadounidense. Cuanto más barato sea el peso, mejor, y uno espera lo peor: una devaluación del 1.050 por ciento en el mejor de los casos y de hasta el 3.150 por ciento en el caso más extremo. Uno puede imaginar el impacto devastador en las clases pobres y de ingresos medios. Los próximos días serán caóticos y muchos intentarán vender sus pesos a precios razonablemente baratos.

READ  Manifestaciones en Argentina: Miley en el centro de la resistencia de las mujeres

Miley sin mayoría

El panorama político, dominado por un campo progresista y conservador, ya quedó roto con la victoria electoral. Aunque el peronismo progresista y moderado debe comprender su fracaso y sacar conclusiones honestas de él, el campo capitalista ya se ha derrumbado. Una sección cogobernaría con la esperanza de llevar a Miley al norte, mientras que otra formaría alianzas arbitrarias en el Congreso. El partido de Millay no tenía mayoría propia; Con sólo 39 representantes, es sólo la tercera división más grande. Si no encuentra una mayoría, Miley permanecerá en un sistema presidencial, gobernando por decreto.

Con Miley habrá un cambio de dirección en la política exterior. Tradicionalmente, el recién elegido presidente de Argentina visita primero a su vecino más grande, Brasil. Miley ya ha anunciado su primer viaje al extranjero, a Estados Unidos y luego a Israel antes de asumir el cargo. Mili, el negacionista del cambio climático, insiste en que el “mundo occidental libre” es su socio de coalición preferido; No cree en las posiciones independientes de un país del Sur Global. Según Millay, el presidente brasileño Lula es “corrupto y comunista” y reunirse con él no es un objetivo prioritario, a pesar de que Brasil es el principal socio comercial de Argentina. El brutal ataque de Hamas contra Israel y la guerra en la Franja Palestina de Gaza jugaron poco papel en la campaña electoral de Argentina, a pesar de que los 21 rehenes secuestrados tenían pasaportes argentinos. El radical libertario Javier Milei sólo criticó una vez a su oponente Massa por la postura más “blanda” del actual gobierno ante el conflicto. Sin embargo, Miley prometió clasificar a Hamás como una organización terrorista.

Conflicto con China

Para Millay, China es obra del diablo comunista: el hecho de que China sea el segundo socio comercial más importante de Argentina y haya ayudado con los préstamos en los últimos meses parece irrelevante, o sólo lo notaría Millay, un extraño a la realidad del gobierno. Sin saber cómo funciona, Millay cree que el comercio internacional está en manos privadas. Jair Bolsonaro ya había sentido el peso inevitable de la realpolitik. Cuando asumió la presidencia en 2019, no tardó en dejar de lado su retórica incendiaria contra Beijing e incluso realizar una visita oficial a Xi Jinping.

READ  Die Toten Hosen en Argentina: "La amistad en el fin del mundo" | NDR.de - Cultura

Argentina bajo Miley no se unirá a BRICS+. La política sobre Mercosur no está clara. Así que la crisis del Mercosur podría empeorar bajo el gobierno de Millay: él quiere salir, pero su ministra de Asuntos Exteriores designada, Diana Modino, que no tiene experiencia diplomática, no. Si tiene éxito, el nuevo gobierno, fiel a su política independentista, podría iniciar discusiones sobre la renovación del bloque y una mayor liberalización del comercio dentro del Mercosur.

Miley habla de libertad, no de democracia

Miley inició cambios culturales y políticos durante la larga campaña electoral. La aceptación por parte de Argentina de los crímenes inhumanos de la dictadura militar y la cultura conmemorativa asociada son ejemplares y reflejan un consenso democrático. Pero la nueva vicepresidenta, Victoria Villaruel, hija de un militar de la época de la dictadura, cuestiona esto de manera provocativa: compara los crímenes de lesa humanidad de la dictadura militar con las acciones violentas de las guerrillas de izquierda. Década de 1970. Parte de la herencia cultural en las democracias es, sí, una medida de calidad, ajena a Miley, la cultura de recordar los crímenes del propio país. Miley siempre habla de libertad, no de democracia. No hay tolerancia para quienes piensan diferente.

La democracia argentina es fuerte gracias a su sociedad civil activa y resiliente. ¿Pero qué posibilidades hay de que se proteste en las calles? Miley comienza a cambiar la Argentina en serio. En el 40º aniversario de la democracia en Argentina, podemos esperar la polarización de la sociedad, la miseria social y el saqueo radical del mercado de todos los recursos sin estándares ambientales.

Publicado originalmente Revista IPG.