mayo 23, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

La piel como espejo del cerebro: la historia del diario de Parkinson

La piel como espejo del cerebro: la historia del diario de Parkinson
Todos sabemos que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, nos protege, regula la temperatura y permite el tacto. ¿Pero sabías que ahora la piel también puede proporcionar información sobre nuestro sistema nervioso? Investigadores de Boston han descubierto que también se puede detectar en la piel una proteína llamada alfa-sinucleína fosforilada, que desempeña un papel clave en la enfermedad de Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas. Este apasionante descubrimiento abre nuevos horizontes para el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson y enfermedades relacionadas.

La enfermedad de Parkinson, la demencia con cuerpos de Lewy, la atrofia multisistémica y el síndrome de Bradbury-Eggleston, que se resumen bajo el término neuropatías, se caracterizan por la acumulación de esta proteína particular en las células nerviosas. Lo que conduce a la muerte de estas células y a la aparición de síntomas de enfermedades conocidas. Curiosamente, cada una de estas enfermedades muestra una distribución diferente de los depósitos de proteínas en el cerebro, un misterio que sigue desconcertando a los científicos hasta el día de hoy.

El estudio “Synuclein-One”, publicado en la revista médica estadounidense JAMA, demostró que una simple prueba cutánea es capaz de identificar estas enfermedades con una precisión impresionante. En el estudio se encontró la temible proteína en la piel de un gran número de pacientes con la enfermedad de Parkinson y enfermedades relacionadas. Por lo tanto, la prueba puede ser una herramienta valiosa para diagnosticar estas enfermedades que de otro modo serían difíciles de alcanzar.

Particularmente interesante: la prueba también dio positivo en algunos participantes que no presentaban ningún signo clínico de neuropatía. Esto sugiere que la prueba puede detectar la enfermedad antes de que aparezcan los primeros síntomas.

READ  Los investigadores instan a que se apresure: la vacunación de refuerzo podría romper la cuarta ola

El desarrollo de esta prueba cutánea por parte del equipo del inmunoquímico Ningshan Wang y el neurólogo Christopher Gibbons, ambos del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, es un hito. Se basan en investigaciones anteriores que ya han demostrado que la prueba puede distinguir la enfermedad de Parkinson de enfermedades similares.

Este descubrimiento no sólo da esperanzas para un diagnóstico precoz, sino también para el desarrollo de nuevos métodos de tratamiento. Porque si entendemos cómo y por qué estas proteínas se acumulan en determinados lugares del cuerpo, podremos tomar medidas más específicas contra ellas.