julio 3, 2022

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Los patógenos resistentes a la fiebre tifoidea se están propagando: nuevas mutaciones que hacen que las bacterias sean cada vez más inmunes a los antibióticos modernos

Motivo de preocupación: en los últimos años, las bacterias de la fiebre tifoidea han desarrollado cada vez más nuevas resistencias a los antibióticos, reveló un análisis genético. Las mutaciones hacen que los patógenos sean inmunes a los modernos antibióticos de emergencia y ahora se están propagando desde la India. Este desarrollo es alarmante, confirmaron los investigadores en la revista “The Lancet Microbe”. En casos extremos, esto puede significar que no existe una cura oral para la fiebre tifoidea.

Más de 11 millones de personas contraen fiebre tifoidea cada año y unas 100.000 mueren a causa de ella, principalmente en el sur de Asia y África. El agente causal de esta infección bacteriana, Salmonella enterica serovar Typhi, generalmente se transmite a través de agua o alimentos contaminados. Aunque la infección se puede tratar fácilmente con antibióticos, las cepas resistentes a los antibióticos son cada vez más frecuentes.

Desde el sur de Asia para el mundo

Kesia Esther da Silva de la Universidad de Stanford y sus colegas ahora han investigado qué tan extendidas y dónde se están propagando las bacterias tifoideas multirresistentes y resistentes. Para su estudio, analizaron el ADN bacteriano de 3489 muestras de enfermeras tomadas del sur de Asia entre 2014 y 2019. Además, evaluaron otras 4169 muestras que provenían de más de 70 países y se recolectaron durante los últimos 100 años.

Los análisis revelaron que las cepas del patógeno resistentes a múltiples fármacos del tipo que son inmunes a las clases más antiguas de antibióticos han estado circulando en el sur de Asia durante décadas. Se originó principalmente en la India y se ha introducido en otros países y regiones desde allí más de 197 veces desde 1990, dice el equipo. Las transmisiones fueron más comunes en el sur de Asia o en el sureste de Asia, pero las cepas resistentes de fiebre tifoidea también llegaron a África, América del Norte y Europa.

READ  3970 nuevos casos de corona en Hamburgo: la tasa de infección continúa disminuyendo | NDR.de - Noticias - Hamburgo

Nuevas resistencias en ascenso

Sin embargo: mientras tanto, se están propagando nuevas formas resistentes además de las bacterias tifoideas “clásicas” multirresistentes. Han desarrollado mecanismos que también los hacen inmunes a clases modernas de antibióticos como cefalosporinas, quinolonas y macrólidos. Ya en la década de 1990, había cepas de bacterias que eran resistentes a las fluoroquinolonas. En 2010, estos ya representaban el 95 por ciento de las muestras de especies de India, Pakistán y Nepal, informaron da Silva y sus colegas.

Prevalencia de variantes tipo (FQ-NS: resistente a fluoroquinolonas; MDR: multirresistente; XDR: altamente multirresistente) © Da Silva et al. / Microbio lanceta, CC por 4.0

En los últimos 20 años, al menos siete cepas de bacterias han desarrollado resistencia a la azitromicina, un antibiótico macrólido de uso común. El equipo de investigación también identificó varias cepas de cefalosporinas con genes de resistencia correspondientes. Al igual que con las primeras bacterias tifoideas multirresistentes, la mayoría de estas nuevas cepas se han desarrollado en la India.

‘Motivo real de preocupación’

“La tasa de evolución y prevalencia de cepas de Salmonella typhi altamente resistentes en los últimos años es una preocupación real”, dijo el autor principal Jason Andrews de la Universidad de Stanford. “Esto subraya la necesidad urgente de expandir e intensificar los esfuerzos de prevención, particularmente en los países más vulnerables”.

Los investigadores ven un peligro particular en el hecho de que los patógenos puedan intercambiar entre sí genes de resistencia recién adquiridos. Esto puede resultar en cepas bacterianas que son insensibles tanto a los antiguos ingredientes activos como a los nuevos antibióticos quinolonas y macrólidos. “Dichos organismos evitarían cualquier tratamiento con agentes antimicrobianos orales”, escriben da Silva y sus colegas. Esto conduciría a un aumento de las hospitalizaciones y un aumento de las tasas de morbilidad y mortalidad.

READ  Embarazo: análisis de sangre muestra riesgo de preeclampsia

problema mundial

Según el equipo de investigación, sus hallazgos también son una clara indicación de que India sigue siendo un importante punto de acceso para la aparición de resistencia a los antibióticos; existe una necesidad urgente de hacerlo aquí. “El hecho de que las cepas resistentes de bacterias tifoideas se hayan extendido tanto a nivel internacional también confirma que el control y la resistencia de la fiebre tifoidea deben verse como un problema global, no local”, dice Andrews. (El microbio Lancet, 2022; doi: 10.1016/S2666-5247 (22) 00093-3)

Fuente: Lanceta