febrero 26, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Los resultados de las elecciones presidenciales en Argentina están completamente abiertos

Los resultados de las elecciones presidenciales en Argentina están completamente abiertos

Argentina votará el domingo y la carrera aún está abierta. Es probable que el libertario Javier Milei gane la primera ronda, pero una cosa es segura: a Argentina le esperan tiempos turbulentos.

Argentina celebrará elecciones el domingo en medio de una grave crisis económica.

Agustín Markarian/Reuters

Tres candidatos se presentarán a las elecciones del domingo en Argentina y ninguna encuesta puede predecir de manera confiable cuál de ellos ganará y irá a una segunda vuelta el 19 de noviembre o se convertirá en el próximo presidente en una primera vuelta.

El único candidato elegido presidente en la primera vuelta fue el radical libertario Javier Mili. El hombre de 52 años ha tenido un ascenso político notable. Hace sólo dos años que el economista, anteriormente conocido como animador de televisión, fue elegido miembro del Parlamento.

Javier Gerardo Milei finalizó su campaña electoral en Buenos Aires ante miles de seguidores.

Javier Gerardo Milei finalizó su campaña electoral en Buenos Aires ante miles de seguidores.

Cristóbal Pasaure Araya / Imago

Desde entonces, ha provocado un cambio cultural en la política tradicionalmente izquierdista del país. Por primera vez, las propuestas liberales y orientadas al mercado para resolver los problemas económicos de Argentina se han vuelto socialmente aceptables.

Con sus opiniones radicales sobre cómo quemar el banco central y dolarizar la economía, Miley podría atraer particularmente a los jóvenes argentinos. Llama al candidato antisistema “casta política” responsable de todo lo que va mal en Argentina. Ha sido bien recibido por los argentinos que están frustrados con la política y los políticos.

Su apariencia se convierte en un problema para el competidor.

READ  Argentina: Provisión legal para personas transgénero en el sector público

Su oponente, Patricia Bullrich, pertenecía a este establishment político. Este hombre de 67 años es ahora políticamente de centroderecha, pero en su juventud participó activamente en la resistencia armada de la organización juvenil peronista de izquierda Montoneros contra la dictadura militar.

Patricia Bullrich es considerada una candidata del establishment político en Argentina.

Patricia Bullrich es considerada una candidata del establishment político en Argentina.

Cristóbal Pasaure Araya / Imago

Posteriormente ocupó varios puestos ministeriales para partidos centristas, por ejemplo en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Como ministro de Defensa durante el gobierno del presidente liberal de derecha Mauricio Macri, también se ha convertido en un partidario de la línea dura contra el aumento de la delincuencia en el país.

Si hay una segunda elección contra Miley, ciertamente tendrá una oportunidad porque parece ser un líder de mayor nivel que Miley y representa un plan que la comunidad empresarial quiere.

Durante la campaña electoral se volvió más liberal, por lo que imagina el dólar como segunda moneda y quiere seguir reestructurando el presupuesto público. Hasta hace poco, estas habrían sido demandas de maniobras para marginar políticamente a todos los candidatos en Argentina.

Pero el problema de Bullrich son sus orígenes: ella es de la clase alta argentina y una política profesional que ha adaptado repetidamente sus creencias políticas al espíritu de los tiempos. Esto la hace parecer una típica representante de la “casta política” que Miley critica y es fácil arrinconar a Miley.

La larga sombra de las políticas gubernamentales fallidas

El tercer candidato es Sergio Massa, de 51 años. Como ministro de Economía del impopular e incompetente presidente Alberto Fernández, su mayor desafío es salir de la sombra de un gobierno impopular. El ministro moderado del gobierno de izquierda está intentando lograr esto principalmente a través de obsequios electorales, desde aumentos de salarios y pensiones hasta asistencia social adicional.

READ  Francia venció a Marruecos 2-0, Argentina espera en la final • NEWS.AT

Dada la terrible crisis en la que se encuentra Argentina, el ministro de Economía, Sergio Massa (derecha), no puede convencer a la mayoría de los votantes de que él es el futuro presidente.

Dada la terrible crisis en la que se encuentra Argentina, el ministro de Economía, Sergio Massa (derecha), no puede convencer a la mayoría de los votantes de que él es el futuro presidente.

Cristóbal Pasaure Araya / Imago

Para lograrlo, se debe imprimir dinero nuevo continuamente, porque Argentina no puede endeudarse porque el gobierno está en quiebra. Su fracaso como ministro de Economía ha dificultado que Massa presente una imagen creíble de un candidato presidencial prometedor.

La economía argentina está sumida en el caos, y el dólar vale tres veces el precio oficial en el mercado negro. La inflación es de casi el 13 por ciento mensual, lo que corresponde a alrededor del 170 por ciento anual, y existe el riesgo de una mayor inflación.

Massa es tan culpable de esto como Miley por su constante nuevo gasto gubernamental. En sus discursos, el libertario aconseja a los argentinos deshacerse de sus pesos; Él llama a la moneda una “moneda mala” que ni siquiera sirve para hacer abono.

El camino para salir del sufrimiento es largo

Miley parece decidida a incitar a la hiperinflación para poder implementar más fácilmente la dolarización. Sostiene que cuanto más fuerte sea el dólar, más fácil será la conversión de moneda.

Pero la razón de la creciente hiperinflación es el déficit presupuestario del Estado, que el banco central financia con la prensa. Argentina ha estado fuera del poder durante décadas. La dolarización, que Miley quiere implementar, ahora da a los argentinos la esperanza de poder salir de su miseria de una sola vez.

READ  Pobres y endeudados: la campaña electoral de Argentina sobre la deuda

Sin embargo, Milli -y otros candidatos presidenciales- deben recortar el gasto, es decir, eliminar el déficit, antes de que se introduzca el dólar. “Eso no va a suceder en unos días”, dice el ex gobernador del banco central Miguel Giguel.

Para que las empresas argentinas puedan competir con el dólar como moneda de reserva, el gobierno debe abrir simultáneamente las fronteras aduaneras y cambiar las leyes laborales para permitir recortes salariales.

Para hacer esto, Miley necesitaba un fuerte apoyo político en el Congreso y acceso a burocracias y redes en provincias importantes. Es poco probable que todo esto tenga éxito, ya que aún no podrá conseguir una mayoría después de las elecciones del domingo, mientras que la mitad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado deberán ser reelegidos.

A partir de diciembre, todo futuro titular tendrá un fuerte viento de la calle. Los sindicatos cercanos a los peronistas están cancelando huelgas para no causar más problemas al candidato gubernamental Massa.

Pero si ganan Miley o Bullrich, aumentarán la presión. La central sindical CGT ya dice: “Miley puede ganar las elecciones, pero no puede asumir el cargo”. Los sindicatos argentinos a menudo han demostrado que pueden paralizar el país rápidamente porque sus tropas militantes no hacen ruido cuando no les gusta la política.