julio 5, 2022

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

¿Por qué Rosario es la ciudad más violenta de Argentina?

La ciudad de Rosario es conocida por el Che Guevara, Lionel Messi y la ciudad rock nacional Nació. En los últimos años, la “cuna de la bandera nacional” Guna de la Bandera ha sido denunciada como la ciudad más violenta de Argentina: la violencia se ha convertido en un hecho cotidiano. La gente está siendo masacrada en todas partes de la ciudad, y los números en las estadísticas indican las muertes de todos los que pueden verse afectados en el futuro porque nada se puede decir que la situación va a cambiar en el futuro.

¿Por qué Rosario? Los residentes y los forasteros se hacen esta pregunta. Observatorio de Política Criminal Observatorio de Politica Criminal Portino (OPC) investigó el incidente y concluyó que el porte y uso de armas de fuego ya no es responsabilidad exclusiva de la policía. Comenzó a compartir su poder con los protagonistas del crimen organizado de larga data. Según el informe de la OPC, titulado “Rosario: El sueño de la paz”, este desarrollo comenzó hace unos diez años. Desde entonces, el poder sobre la vida y la muerte ha sido compartido entre la policía y la banda criminal. El escritor Ariel Larroth identifica tres influencias que cree que fueron fundamentales para facilitar este cambio: el cambio de paradigma en el uso y la comercialización de drogas, la integración de un orden económico secreto y violento, y la regulación del control regional por parte de la policía. Entonces, entre otras cosas, el abogado propone modificar la ley de drogas de Argentina, reducir el número de armas en la sociedad civil y crear un comité de crisis.

READ  Argentina: Nuevo testimonio arroja luz sobre caso Santiago Maldonado

Según el informe, entre 2013 y 2021 hubo asesinatos planeados por doquier, pero la pobreza ha ido en aumento durante décadas, especialmente “afuera”. Las instituciones sociales que precedieron a los conflictos existentes ya no existen. En los últimos 30 años, la policía se ha ocupado cada vez más de intervenir y dar permisos. “Como resultado, los oficiales uniformados, pero incluso el crimen organizado, pudieron acumular un poder inmenso y manejar el potencial de violencia en los distritos más pobres y explotarlo financieramente. La impunidad o la suspensión de la ley aplicable, todo se convirtió en una mercancía”.

Como ha demostrado la investigación, el móvil detrás de la mayoría de los asesinatos no es el crimen “común”, sino el crimen organizado y especialmente el crimen relacionado con las drogas. El 75 por ciento de los asesinatos están cuidadosamente planeados. Se han utilizado armas en el 85 por ciento de los casos. “La mayoría de las víctimas eran hombres y tenían entre 15 y 29 años. Casi todos fueron asesinados en público”, explica Larrot; Es decir, los enfrentamientos tienen lugar al aire libre y en presencia de la policía. La policía, a su vez, ha dejado abiertamente (arbitraria o involuntariamente) parte de su poder a las bandas criminales. “La solución a los conflictos sociales está cayendo cada vez más en manos del crimen organizado, que muchas veces actúa de forma violenta e ilegal”, advierte. Según el analista, una particularidad de Rosario es que los policías no actúan en equipo. La agencia está fragmentada y es incapaz de funcionar de manera organizada. Esto explica el alto número de crímenes sangrientos y el abordaje ineficaz de la violencia social.

READ  Argentina: se dice que la base de datos de identificación ha sido pirateada

Eventualmente, con la expansión del mercado local de drogas, la tasa de homicidios se elevó a un nivel tan peligroso. Argentina no es solo un país de transporte para exportar a Europa, sino también consumidor y fabricante. En Rosario se construyeron varios laboratorios para la producción de pasta de cacao y varios búnkeres para el almacenamiento de medicamentos. El cambio en el narcotráfico no es resultado directo de la pobreza social, sino que es provocado por otros factores, por ejemplo, el aumento del consumo, el control estatal ilegal como forma de delincuencia y el control político de la seguridad pública.

Los cambios en el mercado de ventas y el enfoque de la policía finalmente crearon una sociedad paralela secreta en la que el asesinato y el crimen violento tienen un lugar firme: actuando como un medio para resolver conflictos violentos; Los ingresos provenientes de actividades ilegales se consideran un motor económico importante. En Rosario la situación es peor porque el narcotráfico gana más dinero y los cuerpos de seguridad del Estado no controlan la violencia callejera, sino que la promueven y la utilizan para sus propios fines, dice el abogado. Si bien la fuerza policial fragmentada lucha por obtener ganancias, el crimen organizado, como componente clave de la sociedad secreta paralela, puede fortalecer y extender silenciosamente la impunidad. Para expandir su estructura, el crimen organizado explota la nostalgia de jóvenes de cuartos de distrito socialmente atrasados ​​que, sobre todo, quieren dinero fácil, identidad y respeto.

Parece que no hay límites ni restricciones al uso de la violencia. Cuando se enfrentan a ataques cada vez más brutales, la capacidad de sentir ira, miedo, pánico o al menos sorpresa se ve disminuida.

READ  Barça y Real Madrid chocan en el Argentina-Perle

Cada 31 horas muere una persona en Rosario, la mitad jóvenes, y la tendencia va en aumento. A fines de enero, una pareja y su hijo murieron en la explosión de una bomba cuando regresaban de una boda. La semana pasada, cuatro hombres armados se bajaron de una camioneta y comenzaron a disparar contra un automóvil que transportaba a un niño pequeño. Crimen de drogas es la palabra clave que proporciona la explicación adecuada. No hay duda: incluso los niños no están seguros en esta ciudad. La prohibición ya se ha roto. El asombro se evapora. La muerte y el asesinato son seguros.

(Ligeramente abreviado)