julio 20, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

¿Qué significa para Europa el nuevo gobierno holandés de derecha?

¿Qué significa para Europa el nuevo gobierno holandés de derecha?


análisis

A partir de: 2 de julio de 2024 a las 5:03 a. m.

Siete meses después de las elecciones parlamentarias, el nuevo gobierno de derecha se dirige hoy a trabajar a La Haya, a cierta distancia de Bruselas. Esto pondría en peligro la cohesión de la Unión Europea.

Mark Rutte se despidió de sus compatriotas. Anteayer, el Primer Ministro holandés saliente subrayó varias veces en su último discurso televisado la importancia de que su país se una a la Unión Europea y a la OTAN. Una mirada a un mapa mundial deja claro: “Juntos somos más fuertes que solos”, dijo Rutte.

Pero el nuevo gobierno de derecha que el rey Willem-Alexander toma juramento hoy en La Haya representa un camino completamente diferente. La coalición del partido de extrema derecha liderada por el populista Geert Wilders con otras tres fuerzas de derecha o liberales se está distanciando de importantes proyectos de la Unión Europea.

Salir del acuerdo de asilo de la UE

En cuanto a la política de inmigración, la Unión Europea decidió cerrar un acuerdo de asilo hace unos meses después de años de doloroso conflicto. Esto prevé la transferencia de los procedimientos de asilo a las fronteras exteriores de la Unión Europea y la distribución de los inmigrantes entre los Estados miembros. Los países de la Unión Europea tienen dos años para preparar a sus autoridades a tal efecto.

Pero la coalición de derecha holandesa se resiste: promete la política de asilo más estricta de la historia y quiere restringir significativamente la inmigración. La culpa la tiene la nueva ministra de Asilo, Marjolein Faber, del partido PVV de Wilders, que acaba de distanciarse del discurso conspirativo sobre el supuesto “reasentamiento”.

READ  "Putin quiere destruir Ucrania y hacerla inhabitable"

El gobierno de La Haya quisiera pedir a la Comisión de la UE que se retire de la política europea de asilo y migración. Si esto es legalmente posible es controvertido. El comité considera que se deberían implementar las nuevas regulaciones.

Las normas medioambientales deberían flexibilizarse

Los Países Bajos tampoco quieren seguir contribuyendo como antes a la lucha de Europa contra el cambio climático. La Unión Europea introdujo leyes pertinentes como parte del Pacto Verde.

Como segundo exportador agrícola del mundo después de Estados Unidos, los propios Países Bajos sufren enormes problemas medioambientales. Pero los agricultores protestaron, a veces violentamente, contra las directrices. Uno de los cuatro partidos de la coalición, el populista de derecha Movimiento Ciudadano Agricultor, surgió de la resistencia a la regulación ambiental.

El nuevo gobierno quiere aliviar aún más esta situación, eliminando los subsidios a la energía sostenible, comprando más electricidad de las centrales nucleares y ampliando la producción de gas natural en alta mar. Seguimos comprometidos, de una forma u otra, con los objetivos climáticos.

¿Sigue siendo socio de Berlín?

Los Países Bajos son de particular importancia para Alemania: son la quinta economía más grande de la Unión Europea y el socio comercial más importante de Alemania dentro del bloque. Además, Berlín y La Haya son tradicionalmente cercanos en materia de política fiscal. Ambos gobiernos están firmemente comprometidos con la reducción de la deuda y la austeridad fiscal.

Esta relación se volvió más importante después de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea en 2020, cuando los británicos perdieron el tercer partido en esta alianza. No está claro cómo se posicionará el nuevo gobierno holandés con respecto a la política fiscal. Lo único seguro es que quiere aportar menos al presupuesto de la UE.

READ  Grandes pérdidas para Rusia: 790 soldados mueren en un día

¿Quién se sienta en la mesa cumbre?

Después de 14 años en el cargo, Rutte ya no es particularmente popular en su país. En los Países Bajos, a muchos Teflon-Mark les molestaba que los escándalos simplemente se volvieran en su contra: el trato severo a los ciudadanos de Groningen que tuvieron que soportar terremotos debido a la producción de gas, o la cuestión del subsidio para el cuidado de los niños, que el Estado exigía erróneamente. De miles de familias.

Pero en la mesa de la cumbre de la UE, Rutte fue visto como un luchador confiable al servicio de la causa europea, por ejemplo cuando se trataba de apoyar a Ucrania o contra aquellos que violarían el Estado de derecho de la UE.

En cuanto al sucesor de Rutte, Dick Schoof, ex alto funcionario, es una figura desconocida incluso en su tierra natal. Queda por ver si actuará de forma independiente en Bruselas o más bien como un títere al mando de Geert Wilders.

¿Menos cohesión?

Con su nuevo gobierno, los Países Bajos, miembro fundador de la Unión Europea, se han vuelto más críticos con la UE. Wilders, que ganó las elecciones, ya no pide a su país que abandone el país. Pero exige excepciones y, por lo tanto, alienta a otros estados miembros a tomar medidas similares.

Estas perspectivas no son muy alentadoras para la cohesión europea. Ya está siendo desafiado por la presidencia húngara del Consejo de la UE, que acaba de comenzar, y no todos en Bruselas creen que actuarán como “intermediarios honestos”.

En Francia, es posible que un gobierno nacionalista de derecha llegue al poder después de las elecciones parlamentarias. En Estados Unidos, las posibilidades de su rival Donald Trump de ganar las elecciones aumentaron tras el reciente duelo televisado. La Unión Europea se enfrenta a grandes desafíos en las próximas semanas y meses, y no sólo en lo que respecta a los Países Bajos.

READ  Bruselas se deshace de las máscaras en su último intento por controlar el chat