abril 15, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Cada vez más argentinos caen por debajo del umbral de pobreza

Cada vez más argentinos caen por debajo del umbral de pobreza
  1. pagina de inicio
  2. Comercial

Prensa

Decenas de miles de hombres y mujeres se manifestaron contra las políticas de Miley frente al Congreso en Buenos Aires a finales de enero. © IMAGO/ABACAPRESS

Seis de cada diez personas en Argentina no tienen suficiente dinero para cubrir sus necesidades diarias. A pesar de esto, el presidente Javier Mille no ha dudado en continuar con sus medidas de austeridad, pero los sindicatos se están movilizando para hacer huelgas.

El comedor social de Villa Fiorito se está quedando sin comida. La pasta y la poca carne de “Olla comunitaria” cada vez dan para menos gente. Porque todos los días en el distrito suroeste de Buenos Aires, mujeres, niños y hombres muy hambrientos hacen cola para recibir entregas gratuitas de almuerzos. Nadie se da la vuelta en la cocina comunitaria, dicen los cocineros voluntarios que preparan comidas calientes todos los días. Pero la comida se está acabando. “Hoy se atienden a unas 70 familias, hace unos meses eran 20”, insiste la chef María Torres. En Villa Fiorito viven jornaleros, artesanos y empleadas domésticas.

Pero ahora hay personas entre ellos que no pueden comprar alimentos con sus ingresos. “La vida se ha vuelto increíblemente cara”, insiste Torres. No es de extrañar: Argentina registra una inflación anual del 254 por ciento.

Desde que el presidente ultraliberal Javier Milei asumió el cargo hace dos meses, la ya precaria situación de la población ha empeorado drásticamente. Como anunció, el Jefe de Estado redujo el gasto público. Su mantra: “Oye Plata no”, no hay dinero.

Argentina: Los subsidios al transporte, gas, electricidad y electricidad se han recortado en un 64 por ciento

Sólo en enero, los proyectos de construcción pública cayeron más del 80 por ciento, los subsidios para el transporte, el gas, la electricidad y la electricidad se recortaron en un 64 por ciento y los beneficios sociales (pensiones y ayuda a los necesitados y alimentos para los comedores comunitarios) en un 30 por ciento. . Sus efectos se sienten en todo el país, especialmente en los barrios marginales y las comunidades pobres.

READ  China reconoce soja transgénica de Argentina

Proyectos de ayuda con cocinas y comedores para personas hambrientas como el de Villa Fiorito se encuentran por toda Argentina. Hay al menos 35.000. A menudo están dirigidos por grupos vecinales formados durante la última gran crisis a principios de la década de 2000. Algunos cuentan con el apoyo de organizaciones de ayuda internacional y el gobierno argentino también proporciona alimentos. Pero están cortados.

En diciembre, los precios ya se habían duplicado con respecto al mes anterior después de que Miley devaluara el peso en un 50 por ciento después de asumir el cargo el 10 de diciembre, aflojando algunos controles de precios y llevando la inflación a su nivel más alto desde la crisis de hiperinflación de principios de los años 1990.

Los gobernadores luchan

En una disputa financiera Junto con el presidente Javier Milei, varios gobernadores provinciales argentinos han amenazado con cortar el suministro de gas natural y petróleo al resto del país. “El miércoles no saldrá ni una gota de petróleo, a menos que por una vez respeten a las provincias y nos quiten el pie de encima”, dijo el sábado el gobernador de la sureña provincia argentina de Subut, Ignacio Torres, a la emisora ​​C5N. Torres contó anteriormente con el apoyo de los gobernadores de otras cinco provincias de la región patagónica. La región es conocida por la producción de petróleo y gas.

La razón es un resultado. El gobierno argentino retuvo 13.500 millones de pesos (unos 14,1 millones de euros) de impuestos federales en transferencias mensuales al Suput. El ministro de Economía, Luis Caputo, dijo que la cancelación de las transferencias ayudó al estado a cobrar las deudas impagas de la provincia y afectó también a otras provincias. Subut no quiso aceptar esto. afp

READ  Cosecha abundante en Brasil y sequía en Argentina

Así que en su breve mandato, Miley ya ha batido dos récords: alta inflación y pobreza. Actualmente afecta a seis de cada diez personas en este país rico. Es decir, no tienen ingresos suficientes para llenar la canasta de compras que incluye alimentos, ropa, medicinas y transporte público. Miley prometió devolver a Argentina al crecimiento y al éxito en dos años. Sin embargo, ya vaticinó que esto sólo sería posible con un trato brutal y difícil al caballo que duraría dos años. Fue un experimento muy atrevido desde el punto de vista político y económico. espacio abierto La mayoría de la gente todavía mantiene la calma y la deja hacer lo suyo, pero si las cosas siguen empeorando, Miley pronto perderá la calma.

Mientras tanto, los sindicatos están aumentando la presión sobre el gobierno. Una huelga en el sector ferroviario la semana pasada obstaculizó a los viajeros desde los suburbios hasta la capital. Además, algunas clínicas privadas también se declararon en huelga. Este lunes los docentes de todo el país se declararán en huelga, por lo que será prácticamente imposible regresar a clases después de las vacaciones de verano.

La movilización sindical fue una respuesta a los drásticos ajustes presupuestarios de Miley. A principios de año, los aumentos de precios fueron significativamente mayores que los (reducidos) pagos de transferencias estatales. Los trabajadores y empleados del sector privado han perdido el 23 por ciento de su poder adquisitivo en los últimos dos meses.

El presidente Millay quiere romper el poder de los sindicatos argentinos

Todo indica que la disputa entre los representantes sindicales bien organizados y el gobierno aumentará. Miley amenazó a los atacantes con las consecuencias. “Estamos investigando medidas contra los responsables de las huelgas para que no sean sancionados”, insistió Manuel Atorni, portavoz presidencial.

READ  Argentina: Encuentran nutria gigante en el río - "Aún hay esperanza" | Varios

Los sindicatos, que a menudo son anteriores a la era peronista, son muy poderosos en toda América Latina y el público los ve a menudo como talleres egoístas que hacen más por sus propios funcionarios que por los trabajadores. Sin embargo, tienen una gran fuerza organizativa, como lo demuestra la huelga general de finales de enero, que organizó el primer enfrentamiento con la organización coordinadora CGT Millay. Pero el presidente del estado ha decidido quebrar el poder de los sindicatos. Para ello, en marzo también se van a suavizar las restricciones en el sector sanitario.

El secretario general del Sindicato del Sector Salud (Fatsa), Héctor Dare, anunció la protesta. “El gobierno se jacta de haber logrado un superávit presupuestario en enero, pero lo hizo a expensas de los pobres”, criticó. “No envían comida a los comedores comunitarios y no recortan los salarios de los profesores”. Sólo la resistencia ayudará.