mayo 25, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Cuando los errores se convierten en una ventaja

Cuando los errores se convierten en una ventaja

La supervivencia del más apto: esta frase de Charles Darwin se cita a menudo y a menudo se malinterpreta. Porque no sobrevive el “más fuerte”, sino el mejor adaptado, cuyas características y capacidades se adaptan mejor a las conexiones ecológicas predominantes.

Ejemplo: A lo largo de la evolución, los pandas se han especializado idealmente en comer bambú. Es algo bueno en un entorno lleno de bambú, y hoy es un callejón sin salida evolutivo con bosques de bambú cada vez más menguantes. Sin medidas de protección masivas, los osos habrían masticado hace mucho tiempo el polvo que no podían digerir.

Pero a veces también ocurre al revés. Algunas mutaciones que antes ponían a un individuo en desventaja de repente se convierten en una ventaja de supervivencia debido a las condiciones ambientales cambiantes. El ejemplo clásico es Volar en las Islas Kerguelen En el sur del Océano Índico, por ejemplo Calliphora vicina. Al parecer algunos de los ancestros de estas moscas tenían una mutación que distorsionaba sus alas. Está muy claro que existe una mutación negativa para la “mosca”. Pero no cuando ocurre en una isla donde el viento es tan fuerte que cualquier insecto que despega vuela al mar. El auge que parecía una desventaja se está convirtiendo en una ventaja: de las 23 especies de moscas de Kerguelen, 19 ya no vuelan.

READ  Es posible que existan planetas previamente desconocidos en el borde del sistema solar

¿Qué significa eso para la gente? Transmitir principios evolutivos, si nos fijamos en el pasado alemán, es más que difícil. y el destino Homo sapiens Depende no sólo de influencias biológicas, sino también en gran medida de influencias culturales. Precisamente por eso vale la pena aprender de miles de millones de años de interacción entre mutación y medio ambiente.

La distorsión como adaptación o destrucción.

Porque en lugar de cambiar a las personas o sus genes, como promueven los eugenistas, debe haber cambios. Homo sapiens Recuerde, es él mismo el que determina las condiciones para su propia supervivencia y la de muchas otras especies. Pero a menudo lo hace de una manera distorsionada, destructiva y nada “sabia”. La capacidad de algunas mutaciones de producir uno o dos individuos que se adapten al mundo devastado y así preservar la especie no es del todo imposible, pero sí improbable. No somos moscas.

Lo que recibimos de la vida y lo que transmitimos: historias sobre genes y más cada fin de semana en la columna “Erbonkel”.