febrero 27, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Entre barrios marginales, cárteles e íconos

Entre barrios marginales, cárteles e íconos

Hace una hora estaba en el rico centro de Rosario, caminando por las elegantes calles y contemplando los magníficos edificios. Uno de estos edificios está en Entre Ríos, una hermosa calle comercial que atraviesa el centro de la ciudad hasta las orillas del río Banara. Es la cuna del marxista Ernesto “Che” Guevara. Líder revolucionario y guerrilleroNació aquí en junio de 1928. Es uno de los edificios más elegantes de la ciudad, de cinco plantas, construido en 1927 en estilo francés. El apartamento donde vivían en ese momento los padres de Guevara tiene más de 200 metros cuadrados.

El Che Guevara nació en Rosario, Argentina. (Foto: Karsten Korfmacher)

Ahora estoy en otra parte de Rosario, en La Bajada, donde nació el astro del fútbol argentino Lionel Messi 60 años después de Guevara. Estoy caminando por la calle y mi taxista Gabriel pasa a toda velocidad, agitando los brazos en mi dirección y luciendo molesto. Fotografío los murales que los artistas locales dejaron en la memoria de Messi alrededor de la casa de su infancia. Las paredes de la casa son el único homenaje al excepcional futbolista. A pesar de su belleza, los turistas rara vez vienen aquí. Porque el barrio y los barrios marginales que lo rodean son muy peligrosos. Como casi toda la ciudad de Rosario, la ciudad está controlada por los cárteles de la droga, y los extranjeros o los argentinos no locales fácilmente caen presa de las pandillas juveniles o de los muchos adictos y personas sin hogar que viven en las calles.

Corresponsal Karsten Korfmacher en Rosario, donde nació Lionel Messi

Corresponsal Karsten Korfmacher en Rosario, donde nació Lionel Messi (Foto: Karsten Korfmacher)

Y por si fuera poco, el barrio está dividido entre aficionados al fútbol rivales. Algunas calles están empapadas del azul y amarillo de Rosario Central, mientras que otras están del negro y rojo de Newell's Old Boys, donde Messi también jugó cuando era adolescente. Las “barras bravas” de los dos clubes, matones implicados en el crimen organizado, comparten una profunda enemistad que desemboca en repetidos asesinatos. Aquí, en el barrio donde creció Lionel Messi como hijo de un obrero de una fábrica y una señora de la limpieza, los fanáticos de Central y NOB viven cerca unos de otros e incluso pueden caminar por el parque o comprar en el supermercado. Dentro de un puño mortal.

Lionel Messi da esperanza a los habitantes de los barrios marginales

“Entra, tenemos que seguir adelante, se está poniendo demasiado peligroso”, me llama Gabriel, señalando con la cabeza al grupo de jóvenes que se nos acerca en la esquina de la calle. Entro, conducimos y un hombre se cruza en nuestro camino en la calle. Pero Gabriel lo esquiva y estamos en un camino seguro. hacia el centro. Lugar de nacimiento del Che Guevara, un ícono de izquierda de la justicia social y la lucha de clases. “Quién te importa realmente en Rosario: Lionel Messi o el Che Guevara”, le pregunto a Gabriel mientras salimos del distrito. Se ríe una vez, luego se ríe varias veces, como si le hubiera hecho la pregunta más tonta que le pueden hacer a un rosarino. “Yar se Guevara”, pregunta provocativamente Gabriel cuando termina de reír, y rápidamente responde: “Nadie”.

Lionel Messi nació en Rosario, Argentina.

Lionel Messi nació en Rosario, Argentina. (Foto: Karsten Korfmacher)

De hecho, Lionel Messi y Che Guevara encarnan polos de pensamiento político diametralmente opuestos en una ciudad de 1,3 millones de habitantes. La gente aquí ve al Che Guevara como un niño rico de clase alta que quería jugar al socialismo militante y al hacerlo arrastró a innumerables personas a la guerra, el terror y la muerte en el mundo en desarrollo de América del Sur, África y Cuba. Lionel Messi encarna la historia de “De la estantería a la riqueza” de dar esperanza a los pobres de los barrios marginales de la ciudad. Messi en particular, a pesar de vivir en Europa durante más de 20 años y tener ciudadanía italiana y española además de Argentina, nunca ha perdido el contacto con su ciudad natal. En 2017, Messi se casó aquí con su novia de toda la vida, cuyos padres aún viven en la ciudad; durante las últimas décadas, Messi ha donado millones a hospitales, organizaciones benéficas y otras organizaciones en Rosario. Su propia organización benéfica, la Fundación Leo Messi, tiene su sede en Rosario.

READ  Jornada: Entre lágrimas Leyenda: Ex profesional del Bayern como héroe técnico en Argentina

Casi el 60 por ciento de los ciudadanos votaron por Miley

Rosario alguna vez fue considerada un bastión de los socialistas, que han elegido repetidamente un alcalde desde la década de 1990. Pero ese tiempo parece haber terminado. La gente se ha sentido frustrada por la alta inflación, la delincuencia y las duras políticas económicas de los populistas de izquierda en las últimas décadas. En las últimas elecciones presidenciales, casi el 60 por ciento de los residentes de Rosario votaron por el nuevo presidente de Argentina, el libertario Javier Mili. Esperan que Miley pueda hacer realidad la exitosa historia de la vida de Lionel Messi también para ellos. Visualizan un futuro sin narcotraficantes, sin pandillas callejeras, con empleos bien remunerados y una moneda estable que, si el peso finalmente entra en vigor, hará innecesario esconder billetes de dólares en colchones, almohadas o sofás de sala. Hiperinflación lograda.

Esperando un futuro mejor: jóvenes futbolistas en La Boca, un barrio obrero de Buenos Aires

Esperando un futuro mejor: jóvenes futbolistas en La Boca, un barrio obrero de Buenos Aires (Foto: Karsten Korfmacher)

Queda por ver si tendrá éxito. Porque, al igual que Rosario, el resto del país está dividido entre fervientes partidarios del peronismo populista de izquierda socialista y ciudadanos desesperados que quieren un cambio. Argentina es “una de las sociedades democráticas más polarizadas del mundo, por lo que las posiciones extremas impregnan todos los ámbitos de la política”, explica Simon Iglesias Gerards, experto en América del Sur del Instituto de Economía Alemana (IW) de Colonia.

Las fuerzas de la recesión en la sociedad son grandes porque provienen principalmente de grupos patrocinados por el Estado que ahora temen sus pecados: sindicatos poderosos, empleados de un aparato estatal inflado, manifestantes profesionales, activistas. El nuevo presidente Javier Milei quiere cortarles el dinero, lo que provocará un gran dolor social después de casi 70 años de una economía planificada. La pasión de Miley por la reforma encontró una amarga oposición. Porque, como lo expresa el experto de IW Gerrards, los grupos de interés financiados por el Estado quieren bloquear lo que Argentina necesita en este momento, como “reformas exitosas y liberalización del mercado laboral”. El país “necesita su propio 'Evento 2010', como las medidas que alguna vez ayudaron a Alemania a volver a ser competitiva”.

Los próximos meses determinarán el futuro de Argentina. En política, incluso las fuerzas de izquierda apoyan ahora las reformas de Millay. Aunque muchos de ellos no comparten su política, le dejan hacer lo que quiera. La cuestión es que no tienen que actuar por sí solos, lo que garantizaría la ira de un sector de la población apoyado por el Estado y luego los haría inelegibles. Mientras tanto, el otro 50 por ciento de la población es rehén: muchos argentinos jóvenes y bien educados, o el 45 por ciento de la fuerza laboral, trabajan ilegalmente porque el empleo regular ya no es viable. No quieren una perspectiva, más que una creencia. No te esperas la riqueza de Lionel Messi. Pero esperan una vida mejor que la que dejaron los herederos del Che Guevara.