septiembre 27, 2022

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

La desaparición de la luna: cómo se formaron los anillos de Saturno

la luna desapareció
¿Cómo se forman los anillos de Saturno?

Los investigadores han rechazado la teoría de que los anillos de Saturno se formaron por la influencia de Neptuno. Ahora hay una nueva historia de origen más probable. Ella interpreta el papel de la luna, que desapareció hace millones de años.

Según un estudio, la destrucción de la Luna hace 100-200 millones de años condujo a la formación de los anillos de Saturno. Esto también explica la aparente gran inclinación del eje de rotación del planeta. Investigadores estadounidenses llegaron a esta conclusión basándose en un nuevo análisis de datos de la sonda espacial Cassini y simulaciones por computadora. Sin embargo, para confirmar el modelo, la estructura interna de Saturno debe ser examinada de cerca, Los científicos escriben en la revista Science..

Jack Wisdom, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, explica que “el ángulo entre el plano ecuatorial del planeta y el plano de su órbita de 26,7 grados es demasiado grande para que se produzca durante la fase de formación de Saturno a partir del disco giratorio de gas alrededor del sol. ” (MIT) y su equipo. Porque la conservación del momento angular asegura que el eje de rotación de cualquier planeta en desarrollo sea aproximadamente perpendicular al plano orbital. Entonces debe haber una razón posterior para inclinar este eje.

¿Neptuno como factor?

Los astrónomos han discutido un eco entre Saturno y Neptuno, el planeta más lejano del sistema solar, como una posible causa durante casi dos décadas. Porque el eje de rotación de Saturno “oscila” -los investigadores lo llaman anticipación- al mismo ritmo que la órbita de Neptuno. Como resultado, las pequeñas perturbaciones de Neptuno se acumulan durante un período de tiempo tan largo que lo que originalmente era una pequeña inclinación del eje puede aumentar al valor actual.

Sin embargo, la influencia de Neptuno sobre Saturno depende de sus lunas y de la distribución exacta de la masa interna de Saturno. Ahí es donde entran Wisdom y sus colegas: en base a los datos orbitales enviados a la Tierra por la sonda de Saturno Cassini, particularmente durante el accidente de la sonda objetivo el 15 de septiembre de 2017, los investigadores construyeron un modelo mejorado del planeta. Y llegamos a una conclusión decepcionante al principio: Saturno no está en la zona de resonancia con Neptuno, sino afuera.

Pero el equipo no se rindió. Idea de los investigadores: Saturno puede haber estado inicialmente en armonía con Neptuno, pero luego fue alienado por un evento en esa región. “Así que empezamos a buscar una manera de sacar a Saturno del eco de Neptuno”, dice Wisdom.

Otra teoría de la luna

Sobre la base de consideraciones teóricas y una gran cantidad de simulaciones del planeta y sus lunas, los científicos finalmente llegaron a una solución: Saturno originalmente debe tener otra luna más grande. Solo con esta luna adicional, que se dice que es del tamaño del tercer satélite más grande de Gabitus, fue posible mantener la resonancia de Saturno con Neptuno durante tanto tiempo.

Pero las órbitas de las lunas de Saturno cambian. En particular, la órbita de la luna más grande de Saturno, Titán, se está moviendo lentamente hacia afuera. En algún momento entre hace 100 y 200 millones de años, esto provocó una grave perturbación en la órbita de la luna adicional anterior, que Wisdom y su equipo llamaron “Chrysalis”: en una órbita caótica, se acercó tanto a Saturno que las fuerzas de marea del planeta se desgarraron. aparte. Con la desaparición de Chrysalis, Saturno se desvió del eco de Neptuno.

Muchos escombros cayeron sobre el planeta, eventualmente formando lo que ahora se conoce como los anillos de Saturno. Así que este modelo puede explicar tanto los anillos como la inclinación del eje de Saturno. Sin embargo, este escenario aún depende en gran medida de la distribución de la masa dentro del planeta. Por lo tanto, se necesitan datos más precisos de futuras sondas espaciales para confirmar el modelo.

READ  “Quienes niegan el cambio climático deberían mirar tierra arrasada”