febrero 27, 2024

CORSA Online

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Primera Canonización de Argentina: Cumbre en el Vaticano

Primera Canonización de Argentina: Cumbre en el Vaticano

Cumbre de Argentina en el Vaticano: una que entusiasmó a la gente sobre la fe cristiana hace 200 años, y otra que ha estado trabajando a nivel mundial para lograr este objetivo durante once años. Un tercio ganó recientemente unas elecciones con creencias completamente diferentes.. El 11 de febrero podría ser una fecha interesante para el país de origen del Papa. El ex arzobispo de Buenos Aires canoniza por primera vez a la nativa argentina “Mamá Antula” en la Basílica de San Pedro. El nuevo presidente de Argentina, Javier Mili, voló a Roma para la ceremonia.

Si bien no es inusual que los respectivos jefes de estado asistan a canonizaciones, las razones de Miley para asistir pueden ser más que religiosas. Ante la oposición a sus planes de reforma desde su toma de posesión, buscó la cercanía del Papa. Y su primer viaje a casa sería una victoria respetable para Mili.

El Papa habló de “payasos mesiánicos”.

La visita estaba prevista desde hacía algún tiempo, pero se encontraba en terreno inestable desde la victoria electoral del político libertario. Aunque el Papa ha expresado muchas veces su deseo de viajar, recientemente declaró que la implementación era hipotética. Los preparativos, que normalmente duran meses, aún no han comenzado.

La relación entre Mili y el líder de la iglesia es, cuanto menos, complicada. Durante la campaña electoral, el eventual ganador fue muy crítico con el Papa y lo acusó de no distanciarse claramente de los autócratas de izquierda en América Latina. Días antes de las elecciones presidenciales, Francisco, sin mencionar a Miley por su nombre, habló de “payasos mesiánicos” que le recordaban al flautista de Hamel, que reunía a la gente a su alrededor y los ahogaba.

READ  Argentina: campeones del mundo enfrentados - Vatican News

Después de las elecciones, ambas partes se calmaron: el Papa lo felicitó por teléfono por su victoria electoral y Miley invitó oficialmente a Francisco a Argentina. Miley querrá reiterar esto último en Roma. Sin embargo, Francisco ya ha moderado las expectativas. Antes de ser canonizados, es costumbre saludar a las autoridades en el sacrificio. Sabía que Miley había escuchado una conversación más allá de eso. Está previsto para el 12 de febrero. Francisco prometió estar abierto al diálogo como todos los demás. No es muy feliz. El motivo del encuentro, la canonización, es aún más interesante.

Porque si bien Francisco y Mili tienen poco en común, el futuro santo se mueve en la misma espiritualidad que el Papa jesuita. Nacida María Antonia de Paz y Figueroa en el noroeste de Argentina en 1730, se involucró con la Compañía de Jesús local a una edad temprana. La hija de una familia respetable se sentía particularmente atraída por los retiros ignacianos. Según Ignacio de Loyola, los ejercicios espirituales tienen como objetivo conducir a un diálogo con Dios y abrir el camino para que las personas sigan a Cristo a través de la oración.

Como misionero itinerante, el “tío Antula” iba de pueblo en pueblo

A partir de entonces, el joven argentino quiso llevar una vida religiosa. A la edad de 15 años, hizo un voto similar a los preceptos religiosos (quería vivir una vida de castidad y pobreza) y se unió a una comunidad informal de mujeres en un ambiente jesuita. Sin embargo, el acercamiento con los cultistas duró poco. La proscripción y expulsión de los jesuitas por motivos políticos también afectó a la religión en la colonia española de Argentina.

READ  América Latina: El intento de asesinato del ex presidente en Argentina ha causado conmoción

A partir de 1767, María Antonia retomó la difusión de la espiritualidad ignaciana, yendo de pueblo en pueblo hasta Uruguay como la misionera itinerante “Mamá Antula”. Según un diario, su aspecto en aquel momento era incomprensible: confundida, borracha y, supuestamente, las autoridades civiles y eclesiásticas la llamaban bruja. Ella todavía se acercaba a la gente. En algunos años se decía que había hasta 70.000, incluidos muchos indígenas y esclavos. Estableció una casa de retiro en Montevideo y luego otra en Buenos Aires. Murió en 1799 a la edad de 69 años y fue enterrado en la Basílica de Nuestra Señora de la Piedad. Hasta el día de hoy se ofrecen retiros en la “Santa Casa”.

En 2016, María Antonia fue canonizada y liberada para la veneración regional. Un requisito previo para ello es un estilo de vida virtuoso combinado con un milagro. En aquella época fue curado por intercesión de una monja. El segundo milagro requerido para la canonización fue la curación de un hombre con daño cerebral después de un derrame cerebral. Los médicos no pudieron encontrar una explicación lógica para la recuperación. Después de su canonización el 11 de febrero, Mamá Antula puede ser admirada en todo el mundo, incluido su compañero Francisco, ya sea que se haya ido a casa o no.